16 de febrero de 2019

El representante de Guaidó en EEUU asegura que no tiene ninguna "bola de cristal" sobre cuándo se irá Maduro

El representante de Guaidó en EEUU asegura que no tiene ninguna "bola de cristal" sobre cuándo se irá Maduro
REUTERS / JIM BOURG

WASHINGTON, 16 Feb. (Reuters/EP) -

Carlos Vecchio, el representante en Estados Unidos del autoproclamado presidente "encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, ha afirmado este viernes que no sabe cuánto tiempo va a llevar la salida del presidente venezolano, Nicolás Maduro, de la presidencia del país, pero ha considerado que los esfuerzos que está llevando a cabo la oposición son "irreversibles", aunque aún no cuenten con el apoyo del Ejército para derrocar al Gobierno actual.

En una entrevista con la agencia de noticias Reuters el enviado de Guaidó en Washington, ha asegurado que la campaña opositora apoyada por Estados Unidos para que Maduro salga del poder en Venezuela no se ha estancando en ningún momento, a pesar de las críticas que ha comenzado a recibir internacionalmente.

Vecchio ha afirmado que los militares venezolanos, que hasta ahora se han mantenido leales a Maduro a pesar del amplio apoyo internacional que ha tenido Guaidó como presidente interino, eventualmente se volverán contra el mandatario.

"¿Cuándo sucederá? No lo sé", ha explicado. "Nadie tiene una bola de cristal", ha añadido. No obstante, ha garantizado que la sociedad venezolana se encuentra "en un proceso irreversible de cambio".

Después de que el pasado 23 de enero, Guidó se autoproclamase presidente 'encargado' de Venezuela invocando varios artículos de la Constitución y alegando que la reelección de Maduro fue una farsa, parte de la sociedad venezolana y muchas potencias extranjeras esperaban que el mandatario hubiera salido ya del poder.

Estados Unidos, la mayoría de vecinos de Venezuela y decenas de otros países del mundo reconocieron rápidamente a Guaidó como el legítimo presidente de Venezuela.

Pero Maduro, que ha acusado a Guaidó de orquestar un intento de "golpe de Estado" dirigido por Estados Unidos, tiene el respaldo de Rusia y China y el control de las instituciones estatales venezolanas, incluidas las Fuerzas Armadas.

Un exfuncionario estadounidense dijo que el Gobierno del presidente Donald Trump podría haber subestimado las complejidades de la situación venezolana, especialmente la dificultad de una sublevación cuando hay denuncias de que muchos militares se benefician de la corrupción y el narcotráfico.

Washington ha intentado reforzar a Guaidó con el envío de ayuda humanitaria a la frontera de Colombia con Venezuela, pero Maduro ha impedido que llegue a una población que sufre escasez de comida y medicamentos.

La oposición venezolana aún no ha logrado trasladar la ayuda al país petrolero, pero Vecchio se ha hecho eco de la reciente promesa de Guaidó de que el 23 de febrero sería una fecha clave para movilizar esas medicinas y alimentos por la frontera.

En un intento de desmentir la idea de que el impulso anti-Maduro ha perdido fuerza, Vecchio ha alegado: "Hemos superado las expectativas". El representante de Guaidó en Estados Unidos ha puesto como ejemplos el respaldo regional e internacional para aislar a Maduro y las protestas masivas en todo el país.

"NUNCA UN PLAN B"

Vecchio ha puntualizado que la oposición no tiene un plan de "back-up" si sus esfuerzos fracasan. "Nunca hay un Plan B", ha afirmado. "Solo hay un plan A (...) para deshacerse de la dictadura y seguir luchando hasta que desaparezca", ha concluido en este aspecto.

Estados Unidos ha tratado de apoyar financieramente a la oposición imponiendo amplias sanciones al sector petrolero, así como congelando activos de Venezuela y reconociendo el control de Guaidó sobre ellos.

Vecchio ha asegurado que la oposición esperaba convencer a otros países de seguir el ejemplo de Estados Unidos para aumentar la presión sobre Maduro, aunque ha aclarado que no han tenido contacto directo con China y Rusia, los dos principales acreedores extranjeros de Venezuela.

Aunque ha reconocido que sí han comunicado sus posiciones a Pekín y Moscú por medio de declaraciones públicas y mensajes privados a través de otros gobiernos extranjeros. "Estamos listos para trabajar y respetar todos los acuerdos que se determinen como legales" según la ley venezolana, ha señalado.

China y Rusia también deben entender que un cambio en el Gobierno de Venezuela les beneficiaría al crear un socio más confiable financieramente, ha añadido.

China ha prestado más de 50.000 millones de dólares a Venezuela durante la última década a través de acuerdos de pagos con petróleo, asegurando así suministros de energía para su economía de rápido crecimiento.

Vecchio, de 49 años, abogado y político educado en Estados Unidos que ha vivido en el exilio en el sur de la Florida desde 2014, ha afirmado que él y su equipo estaban en coordinación estrecha con los asesores de Trump.

El Departamento del Tesoro norteamericano ha anunciado este viernes una nueva ronda de sanciones contra los principales funcionarios de seguridad del país sudamericano y el jefe de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Para leer más