Venezuela respalda las declaraciones de Íñigo Errejón: "No ha dicho una mentira"

Venezuela respalda las declaraciones de Íñigo Errejón: "No ha dicho una mentira"
9 de noviembre de 2018 EQUIPO ÍÑIGO ERREJÓN - ARCHIVO

El viceministro de Exteriores insta a España a valorar "con objetividad" las peticiones de asilo porque "no hay perseguidos políticos" Describe a Zapatero como "un hombre muy valiente" y lamenta la "traición" de la oposición venezolana

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El viceministro de Exteriores de Venezuela para Europa, Yván Gil, ha afirmado que el dirigente de Podemos Íñigo Errejón "no ha dicho una mentira" cuando habla de las mejoras sociales en el país sudamericano y ha lamentado que haya quienes utilicen Venezuela como "cortina de humo" para ocultar otros temas en España, toda vez que "la miseria no existe" y "se come tres veces al día".

En una entrevista publicada a finales de octubre por el semanario chileno 'The Clinic', al ser preguntado sobre el motivo por el cual defiende al Gobierno de Nicolás Maduro, Errejón alega que en Venezuela "ha habido importantísimos avances". Así, afirma que la gente hace "tres comidas al día", tiene acceso a servicios gratuitos de salud y educación y se respetan "los derechos y libertades de la oposición".

Tras las críticas expresadas contra el dirigente morado por parte de PP y Ciudadanos, Gil, que se encuentra de visita en España, ha insistido en que Venezuela "está lejos de ser la crisis humanitaria" a la que alude la oposición. "Errejón no ha dicho una mentira. Es una verdad que tiene años en la mesa", ha alegado el viceministro en un encuentro con periodistas.

En este sentido, ha señalado que "la miseria no existe" y que en Venezuela hay un nivel de alimentación "adecuado". La valoración de Errejón, ha añadido, es "objetiva" y basada en estadísticas publicadas, pese a las debilidades sociales que "por supuesto" existen y que Gil ha atribuido a la presión internacional contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

"En ningún caso se ha visto comprometida la salud ni la alimentación" de los venezolanos, ha alegado el viceministro, que ha defendido la protección de los derechos fundamentales como un pilar básico de la revolución bolivariana impulsada en su día por Hugo Chávez y ahora heredada por Maduro.

Para el viceministro de Exteriores, en España se "utiliza" a Venezuela como arma arrojadiza para asuntos internos, como "cortina de humo para tapar cualquier tema", incluida la corrupción. Gil ha admitido que este tipo de alusiones "han hecho mucho daño" a las relaciones entre los dos países y ha apelado a todas las instituciones españolas a que reconozcan "los poderes constituidos" en Venezuela.

ZAPATERO, "MUY VALIENTE"
El cambio de Gobierno y la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa no habría supuesto un punto de inflexión, ya que según Gil persisten "las mismas diferencias", pero sí que aprecia "un cambio sustantivo" en lo que se refiere al tema del diálogo, especialmente a raíz de las declaraciones a favor de reanudar las conversaciones pronunciadas por el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

Se trata de una "clara mejoría" y de "un paso muy positivo", ha defendido Gil, para quien solo cabe el diálogo o la "confrontación". Así, ha advertido a quienes ven en la reanudación de los contactos una vía de apoyo a Maduro que, de forma "inconsciente", están reconociendo que es el Ejecutivo chavista quien está promoviendo el diálogo en Venezuela.

Interrogado por el papel del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, el viceministro venezolano ha dicho de él que es "un hombre muy valiente", "comprometido y constante" en su intento por acercar a las distintas fuerzas políticas. Por este motivo, ha lamentado la "traición" que sufrió por parte de la posición.

Gil no ha descartado que se puedan reanudar iniciativas como la llevada a cabo por Zapatero y otros exmandatarios latinoamericanos, toda vez que es "la única salida" a la situación actual. "Todo aquel que quiera favorecer el diálogo es bienvenido en Venezuela", ha agregado.

DENUNCIA UN USO PARTIDISTA DE LAS MIGRACIONES
Gil tiene previsto mantener encuentros "de seguimiento" con representantes del Gobierno de Sánchez, en concreto con miembros del Ministerio de Asuntos Exteriores, para abordar cuestiones de actualidad y el estado de las relaciones bilaterales.

El viceministro ha aprovechado para pedir a las autoridades españolas que valoren "con objetividad" los expedientes de asilo presentados por venezolanos, ya que "en Venezuela no hay perseguidos políticos". "Un refugiado es alguien que huye de una situación de guerra o de hambruna", ha apuntado, para acto seguido preguntase "dónde están" y "quiénes son" los venezolanos que necesitan viajar a España en busca de protección.

Gil ha admitido que "la migración es un derecho", pero ha denunciado una "gran estafa" en torno a las cifras, ya que considera que muchos de los venezolanos que estarían llegando a España tienen en realidad nacionalidad española. También ha puesto en duda las últimas cifras de la ONU que hablan de más de 3 millones de refugiados venezolanos en todo el mundo.

A su juicio, agencias como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) incurren en la "politización" de las migraciones, utilizándolas "de manera irresponsable" para, en última instancia, "crear alarma y facilitar una intervención extranjera en Venezuela".

El chavismo reclama las listas oficiales en las que se basarían los informes de ACNUR y que tenga en cuenta también en sus análisis los "problemas graves" que han generado para la economía venezolana las sanciones internacionales y los efectos políticos de "amenazas públicas" a la intervención militar como las pronunciadas por el presidente de Estados Unidos.

Caracas ha promovido un Plan de Vuelta a la Patria para atender a los migrantes que hayan sido "víctimas de engaño" y se hayan encontrado con "una realidad completamente distinta" a la que esperaban. Según Gil, más de 9.000 personas ya se han beneficiado de esta iniciativa, que consiste en fletar aviones a países vecinos.

LORENT SALEH
Gil también ha aclarado que las fronteras venezolanas están abiertas para Lorent Saleh, que llegó a mediados de octubre a Madrid tras beneficiarse de una excarcelación en Caracas. El Gobierno mantiene que este dirigente opositor es un "terrorista" y que planeó ataques en discotecas, pero admite que en su caso cabía una "medida humanitaria".

El responsable para Europa del Ejecutivo de Maduro ha explicado ante los periodistas que Saleh "presentaba problemas psiquiátricos severos" y que tanto él como su madre solicitaron que fuese trasladado a España, una posibilidad que el Gobierno español "facilitó" tras recibir "toda la investigación" relativa al caso.

Contador