8 de noviembre de 2007

Venezuela.- La reunión entre Chávez y las FARC podría ser una 'cortina de humo' frente a las declaraciones de Baduel

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ex canciller venezolano Fernando Ochoa Antich declaró hoy desde Caracas que el presidente Chávez es un gran mentiroso que puede estar utilizando la reunión con las FARC como una "cortina de humo" por la crisis generada por su antiguo amigo y ex ministro de Defensa de Venezuela, el general Raúl Baduel, que se opuso al referendo del 2 de diciembre sobre la reforma constitucional.

El Gobierno colombiano está muy disgustado ya que el Gobierno venezolano no les informó de la reunión entre el presidente venezolano, Hugo Chávez, con delegados de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que no les fue consultada previamente, según anunció hoy la emisora colombiana RCN en su "informe confidencial" de la mañana (hora local).

Fuentes de la Embajada de Colombia en Caracas declararon a RCN que en la reunión del 11 de octubre pasado entre Chávez y su homólogo colombiano, Alvaro Uribe, los dos mandatarios hablaron en secreto y acordaron varios puntos clave sobre el intercambio humanitario. Uno de esos acuerdos era que el presidente Chávez no se reuniría con los delegados de las FARC sin consultarlo previamente con el Gobierno colombiano.

"El Gobierno de Venezuela todavía no ha informado formalmente a Colombia sobre la llegada de los delegados de las FARC para la reunión con el presidente Chávez", indicó la fuente consultada por Radiosucesos RCN. Además, se aclaró que el Gobierno colombiano no es partidario de esta convocatoria de delegados internacionales en Caracas y que le parece que ese "tumulto" puede generar falsas expectativas, especialmente entre los familiares de los secuestrados.

CORTINA DE HUMO

"Es cierto que lo del general Baduel ha generado un terremoto político y tendrá consecuencias, pues el presidente Chávez ha violando la constitución vigente", indicó el ex canciller Ochoa, que recordó que, hace varios años, Baduel salvó al presidente Chávez del golpe del Estado del 11 de abril porque se estaba violando la Constitución y ahora dice lo mismo pues considera que es el mandatario quien atenta contra la institucionalidad con su referendo del 2 de diciembre.

"Lo que pasa es que Chávez es un gran maniobrero político, tapa un escándalo con otro, y ha sido afectado por el general Baduel", indicó el también ex ministro de Defensa venezolano, Fernando Ochoa Antich. Baduel, rechazó la reforma constitucional impulsada por Chávez por considerar que es un "golpe Estado", y llamó a los ciudadanos a repudiarla de forma "cívica" mediante el voto.

Baduel es considerado el artífice del regreso al Gobierno de Chávez tras su breve derrocamiento en abril del 2002, y ejerció como ministro de Defensa hasta el pasado 7 de julio, cuando se retiró y fue sustituido en el cargo por Gustavo Rangel Briceño. "Manifiesto públicamente mi rechazo a esta reforma (...) los ciudadanos deben acudir de manera cívica" al referendo, porque el voto "es el arma que tenemos para evitar este fraude constituyente en marcha", declaró Baduel en una rueda de prensa.

De ser aprobada en el referendo convocado para el próximo 2 de diciembre, la reforma impulsada por Chávez "estaría consumando en la práctica un golpe de Estado, violando de manera descarada el contenido de la misma Constitución" de 1999, advirtió.