28 de agosto de 2008

Venezuela/R.Unido.- Ex alcalde de Londres trabajará para el Gobierno de Chávez como asesor de planificación urbanística

Su cercanía cristalizó en un acuerdo de intercambio de petróleo que el nuevo regidor de la capital británica se ha negado a renovar

LONDRES, 28 Ago. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) -

El hasta el pasado mayo alcalde de Londres, el laborista Ken Livingstone, se incorporará al equipo de asesores del Gobierno de Hugo Chávez como consultor en el ámbito de planificación urbanística, en el que aportará su experiencia para los proyectos previstos para Caracas.

Livingstone y Chávez han mantenido tradicionalmente fuertes vínculos políticos que llegaron incluso a cristalizar en un acuerdo de suministro de petróleo para los autobuses de la capital británica cuya vigencia acaba hoy mismo, después de que el nuevo regidor londinense, el conservador Boris Johnson, anunciase ya en la campaña electoral su negativa a renovarlo en base a la "incomodidad" que suponía para la mayoría de sus ciudadanos.

Tras acordar en Caracas sus nuevas responsabilidades con el propio Chávez, el conocido como 'Ken el Rojo' se declaró "orgulloso y honrado" de formar parte de la transformación de la capital de Venezuela y expresó su satisfacción por que la ciudad vaya a contar finalmente con el "consejo prometido" para lograr una transformación integral que estimó para los próximos 20 años.

El acuerdo se firmó en febrero de 2007 sobre la base de intercambiar carburantes más baratos para los autobuses de Londres por asesoramiento en planificación, una apuesta que, según Livingstone, permitiría rebajar a la mitad el coste de las tarifas para unos 250.000 londinenses perceptores de ayudas. Por su parte, el antiguo regidor se comprometió a garantizar a Caracas orientaciones en materia de transporte municipal, en el ámbito ambiental, gestión de residuos y turismo.

CIUDAD DEL PRIMER MUNDO

No obstante, tras perder el bastón de mando, el ex alcalde, que estuvo ocho años en el cargo, explicó que el presidente venezolano le pidió que "continuase con el trabajo en la ciudad y sus responsables para emplear la experiencia de Londres para dar forma a su sueño de que pueda ser una ciudad del primer mundo en un país del primer mundo".

"Estoy orgulloso y honrado de estar en una posición de ser capaz de ofrecer mi consejo a estos candidatos cuando empiezan la tarea de transformar esta ciudad en beneficio de toda su gente", aseveró ante la perspectiva de las elecciones locales y regionales que Venezuela tiene ante sí en noviembre.

Por su parte, el nuevo equipo al frente del consistorio londinense se limitó a declarar que Livingstone es "libre, como individuo, de ofrecer su consejo y servicios a quien quiera", si bien recordó que la decisión de Boris Johnson de no renovar el acuerdo se debió a que "no cree que un país pobre de América del Sur deba estar subsidiando a una de las ciudades más ricas del mundo".