29 de enero de 2014

Simonivis, hospitalizado por un empeoramiento de su estado de salud

CARACAS, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El autodenominado preso político venezolano Iván Simonovis ha tenido que ser ingresado en el Hospital Militar de Caracas por un empeoramiento de su estado de salud, según ha informado este miércoles su abogada, Elenis Rodríguez.

Simonovis fue ingresado el pasado domingo con enterocolitis aguda, deshidratación severa y enfermedad hemorroidal complicada con sangrado, de acuerdo con el informe médico, recogido por el diario venezolano 'El Universal'.

José Luiz Tamayo, otro de los abogados del preso político, ha advertido de que el estado de salud de su cliente "es cada día peor" y ha expresado su temor a que estas crisis sean cada vez más frecuentes, si no recibe la atención médica adecuada.

Simonovios, ex secretario de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía Mayor, está en la cárcel de Los Teques para cumplir la condena a 30 años de prisión que se le impuso por su implicación en el intento de golpe de Estado de 2002 contra el Gobierno de Hugo Chávez.

Amnistía Internacional (AI) ha expresado su "preocupación por la grave situación del preso político y ha pedido al Gobierno de Venezuela en varias ocasiones que garantice un tratamiento médico adecuado a Simonovis, ya sea fuera o dentro de la cárcel.

La organización humanitaria ha recordado que "desde su detención, en noviembre de 2004, hasta febrero de 2013, Simonovis ha estado recluido en la sede de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención en Caracas".

"Durante este tiempo, Simonovis no ha tenido exposición al aire libre y la luz del sol", a pesar de que, de acuerdo con el examen médico al que se sometió en diciembre de 2012, sufre osteoporosis y ostiodegenerativos en la columna vertebral", ha indicado.

En este contexto, la familia de Simonovis ha solicitado un indulto, pero la Justicia venezolana se lo ha negado. El presidente del país, Nicolás Maduro, también ha descartado concederle una amnistía, ya que fue condenado por delitos de lesa humanidad.