16 de octubre de 2007

Venezuela- La SIP "está mintiendo" sobre que Chávez busca socavar la libertad de expresión, según un ministro venezolano

CARACAS, 16 Oct. (EP/AP) -

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) "está mintiendo" al afirmar que el presidente venezolano, Hugo Chávez, busca hacer desaparecer a la prensa libre y socavar la libertad de expresión en su país, declaró hoy el ministro de Información, Willian Lara.

"Se está mintiendo en esa reunión de la SIP respecto a Venezuela, pretendiendo con ello asesinar política y moralmente al presidente de la república, al Gobierno venezolano", dijo Lara, que rechazó un informe preliminar divulgado el fin de semana entre los asistentes de la 63º Asamblea General del organismo, que se realiza en Miami.

De acuerdo con el informe, Chávez "quiere hacer desaparecer los medios de comunicación y toda posibilidad de democracia, libertad de expresión y de información, pluralismo e independencia". "Ataques, represión, descalificaciones y agresiones directas contra los comunicadores sociales y los medios de comunicación son la respuesta al requerimiento de información ante los entes públicos", señala el texto.

Lara, que suele llamar a la SIP "Sociedad Interamericana de Explotadores de Periodistas", afirmó que "en Venezuela hay un grado de libertad de expresión tan alto que no lo alcanza ningún otro país. La posición de los empresarios mediáticos que están participando en esta reunión de la SIP es ampliamente divulgada en Venezuela, y por ello nadie ha molestado (...), es una demostración entonces de que hay una altísima libertad de expresión".

La SIP condenó el sábado las presuntas presiones del Gobierno de Venezuela sobre la industria hotelera de su país para evitar que se realice allí su asamblea general, y el domingo reiteró su decisión de celebrar la reunión en esa nación sudamericana. Esa acusación también fue rechazada por el ministro.

Chávez ha mantenido durante sus ocho años de mandato unas relaciones tirantes con la SIP, al igual que con los principales diarios y televisoras del país, cuyos propietarios acostumbra tildar de golpistas. Las denuncias de la SIP son "meramente una operación de propaganda", afirmó el alto funcionario.

"Estamos... divulgando la verdad por adelantado para que nadie caiga por incautos frente a las mentiras que propaga la SIP contra Venezuela, promovida por unos malos venezolanos que están allí participando en esa reunión", concluyó el ministro.