19 de julio de 2006

Venezuela.- La SIP, preocupada por el "deterioro constante" de la libertad de prensa que comprobó en Venezuela

CARACAS, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) mostró su preocupación por la aprobación en Venezuela de leyes que, a su juicio, coartan la libertad de expresión y porque durante su reciente visita al país, las autoridades se negaron a recibirlos en varias ocasiones.

Así lo comunicó el presidente de la Comisión de Libertad de Expresión de la SIP, Gonzalo Marroquín, quien destacó que, a pesar de los esfuerzos realizados, no pudieron entrevistarse con el presidente del país, Hugo Chávez, ni con el vicepresidente Ejecutivo, José Vicente Rangel.

Marroquín denunció que, en los tres días que estuvieron de visita en Venezuela, la comisión de periodistas pudo comprobar "que existe un deterioro constante en materia de libertad de prensa y que la legislación restrictiva que se ha venido aprobando durante los últimos años ha servido para crear un marco legal que permite acusar por medio de acciones legales a medios y periodistas".

Asimismo, han comprobado que existen ataques contra periodistas independientes y también contra "periodistas oficialistas" en algunas ocasiones. Además, señaló que observaron que el acceso a las informaciones es "bastante restringido para los medios o periodistas que no tienen una posición pro gubernamental".

Según el representante de la SIP; "se utiliza para premiar o castigar (a los medios) la publicidad y los recursos del Estado" y que también "existe el peligro de que la concesión de frecuencias radioeléctricas puedan ser utilizadas como un premio o castigo, por esa misma línea independiente o línea oficialista según sea el caso".

"Nos vamos profundamente preocupados en el sentido (de) que vemos que ese deterioro puede continuar en los próximos meses y esperamos que en el proceso electoral que se avecina en este país se respete profundamente la libertad de prensa como único medio para garantizar que la población tenga toda la información para poder participar en un proceso democrático con absolutos derechos", aseveró.

Al ser consultado sobre los mecanismos que utilizará la organización para ayudar ante la actual situación de los medios en el país, Marroquín expresó que en primer lugar, promoverán la unidad de la prensa venezolana "como mecanismo de autodefensa, porque es un problema propio de los venezolanos".

También recomendó el uso del sistema interamericano de Justicia y de Defensa de los Derechos Humanos indicando que, si bien este puede tener como principal obstáculo el tiempo de respuesta, finalmente es "una instancia apropiada".

Marroquín calificó la negativa del gobierno a entrevistarse con la misión de la SIP como un mensaje de "intolerancia". "No haber sido recibidos por las autoridades realmente es un mensaje de falta de tolerancia y hay que recordar que el diálogo es otro de los conceptos democráticos en cualquier sociedad que pretenda resolver sus problemas por la vía pacífica y siempre es oportuno el intercambio de opiniones", consideró.