19 de noviembre de 2007

Venezuela.- Sócrates recibe mañana a Chávez entre la lealtad a la amiga España y a los intereses portugueses

LISBOA, 19 Nov. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) - .-

El primer ministro portugués, José Sócrates, recibe mañana al presidente venezolano, Hugo Chávez, que visita Lisboa por cuarta vez, en un momento delicado para el presidente en ejercicio de la Unión Europea ya que por un lado coincide con la tensión actual entre Venezuela y España, vecina y amiga de Portugal, y por otro están los intereses lusos en ese país latinoamericano.

Sócrates y Chávez mantienen buenas relaciones. Prueba de ello es el contrato firmado entre Galp y Petróleos de Venezuela, que asegura a la petrolera lusa nuevas fuentes de abastecimiento, tanto de petróleo como de gas natural. El problema es que la visita del mandatario venezolano llega en un momento en que las relaciones con España están muy tensas tras el incidente de la pasada Cumbre Iberoamericana entre Chávez y el Rey de España.

El jefe del Gobierno luso está en medio de una guerra diplomática entre dos "amigos" de Portugal. Por un lado España y el presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Desde el inicio de su mandato Sócrates dejó claro que la prioridad de la política exterior era "España, España y España", como destacó en su primera visita oficial a Madrid. Además, Zapatero es "su mejor amigo en Europa", como dijo recientemente.

Chávez es la otra cara de la moneda. El presidente venezolano considera a Sócrates uno de sus "mejores amigos" hasta el punto que en septiembre de 2006 utilizó una fotografía con el primer ministro luso para un cartel de su campaña electoral, lo que a punto estuvo de provocar un conflicto diplomático, que rápidamente se solventó con la retirada del gigantesco anuncio. El reciente contrato firmado entre la lusa Galp y Petróleos de Venezuela, acabó por resolver definitivamente cualquier resquemor que pudiera quedar sobre aquel incidente.

Ante esta situación Sócrates está entre la "espada y la pared". Por un lado la inversión española es bienvenida en Portugal. Por otro los negocios con Venezuela son apetecibles y del interés de las empresas portuguesas, tal como confirma el presidente de Galp, Ferreira de Oliveira, que en declaraciones a 'Diario Económico' considera que "Venezuela es una región inevitable".

Una opinión que comparte el presidente de Endesa Portugal, Nuno Ribeiro da Silva. Desde su punto de vista, "conseguir una relación privilegiada en Venezuela es muy relevante, porque cada vez más, los productores-exportadores de petróleo veden sus reservas a la entrada de países independientes".

Pero el acuerdo que Galp ha cerrado con Petróleos de Venezuela no es el único interés de Portugal en ese país latinoamericano. En el sector turístico el grupo Pestana acaba de invertir allí 200 millones de dólares y en abril de 2008 abrirá hotel en Caracas. La mayor operadora de telecomunicaciones lusa, Portugal Telecom (PT), está presente a través de su filial de Innovación y abastece plataformas de gestión de contenidos, mensajes e imagen.

También la constructora Teixeira Duarte está en Venezuela, país en el que ha realizado obras como la Terminal del Aeropuerto de Caracas, y se prepará para reforzar su actividad en la construcción y en las obras públicas, en el ámbito de las misiones gubernamentales de Vivienda y Transporte. En este caso, la banca tampoco se ha quedado fuera. El Banif, presidido por Horacio Roque, ha seguido a los inmigrantes y tiene sucursales en Venezuela, que junto con las de Suráfrica, son las que más contribuyen a la cartera de depósitos del banco que supera los 730 millones de euros.

Por todo ello, la de mañana no será una papeleta fácil para el primer ministro luso, que invitó a Chávez a visitar Portugal durante la Cumbre Iberoamericana de Chile. El presidente venezolano y su anfitrión tendrán una cena de trabajo en su residencia oficial del jefe del Gobierno.