19 de enero de 2007

Venezuela.- El Supremo ordena suspender las transmisiones del canal de televisión de la Iglesia Católica en Venezuela

MARACAIBO, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) ordenó suspender las transmisiones al canal de televisión y las emisoras de radio de la Arquidiócesis de Maracaibo (estado de Zulia) argumentando que no cuenta con las autorizaciones legales para usar el espacio radioeléctrico.

El tribunal emitió un fallo en el que revocó la medida aprobada por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) en abril de 2006 en la que declaró "libres y disponibles" las frecuencias de televisión y radio de 'Niños Cantores Televisión' (NCTV), con lo que permitía que la Iglesia Católica continuar con las transmisiones que venía haciendo desde enero de 1987. Ahora con esta orden del TSJ los dueños del canal deberán cerrar sus puertas y ceder la señal al Estado.

Los magistrados que dieron a conocer la noticia a los medios de comunicación aclararon que ni la Arquidiócesis de Maracaibo ni NCTV "poseen las autorizaciones necesarias para el uso y la explotación" de las frecuencias que tenían alcance en los estados de Zulia (en el oeste del país) y Carabobo (en el centro).

No obstante, la Iglesia Católica puede continuar con su programación hasta que el TSJ no emita un pronunciamiento de fondo y responda al Amparo Constitucional (recurso con el que se puede suspender la decisión del tribunal) pretenden interponer las autoridades de NCTV si no logran resolver el conflicto a través de una "conciliación".

Esta decisión despertó sospechas en la opinión pública nacional por las constantes agresiones verbales que mantiene el presidente venezolano, Hugo Chávez, en contra de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CVE). Además incrementó los temores por una posible nacionalización de todos los medios de comunicación, ya que recientemente el Gobierno anunció que no renovará la licencia al canal privado Radio Caracas Televisión (RCTV).

"SEÑAL DEL ESTADO"

A este respecto, el primer vicepresidente de la CEV, monseñor Roberto Lückert, aseguró a la emisora local 'Unión Radio' que el objetivo que persigue Chávez es convertir la frecuencia del canal de la Iglesia Católica en una "señal del Estado".

"Está de anteojito (es obvio) que la intención es ponerle las manos al canal, porque a partir de ese canal pueden ellos cubrir todo lo que es el centro y el occidente del país y hacer un canal parecido al que tienen ellos con el Estado (Venezolana de Televisión), el cual está totalmente a la disposición de los designios del Gobierno y no hay cabida para la oposición", indicó.

Asimismo, comentó que el Gobierno tiene dos años en este conflicto con la Iglesia en Zulia ya que NCTV tenía aprobadas varias concesiones en otras regiones del país y "como no se tuvo la posibilidad económica de poder llegar a esos lugares, pues ellos van a aprovechar para quitarle todo eso".

Lückert alertó que la Iglesia Católica venezolana tomará todas las medidas necesarias para comprobar que la concesión de transmisión les pertenece y demostrar que les fue otorgada legalmente en el año 1987.