1 de febrero de 2013

Venezuela.- El TSJ analizará el decreto del nombramiento de Jaua para ver si el Gobierno incurrió en "falso testimonio"

CARACAS, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela analizará el decreto mediante el cual se nombró ministro de Exteriores a Elías Jaua, para determinar si el Gobierno incurrió en "falso testimonio" al asegurar que el cambio gubernamental fue ordenado por el presidente, Hugo Chávez.

La decisión obedece a la demanda presentada el pasado 17 de enero por el ex magistrado del alto tribunal Perkins Rocha ante la Sala Político Administrativa del TSJ, en la que acusa de "falso testimonio" al Gobierno porque asegura que el decreto "fue dado y firmado en Caracas" por Chávez, que se encuentra en La Habana.

La Sala Político Administrativa declinó analizar el decreto y se lo remitió a la Sala Constitucional, ya que es el máximo intérprete de la Carta Magna y en ella se establece que el único autorizado para nombrar a los miembros del Gobierno es el jefe de Estado, según ha informado la cadena Globovisión.

El pasado 15 de enero, el vicepresidente y hasta entonces canciller, Nicolás Maduro, puso a Jaua al frente de Exteriores en medio de una enorme polémica ante la sospecha de que el cambio gubernamental se ha llevado a cabo al margen de Chávez.

Interrogados sobre esta cuestión, tanto Maduro como Jaua han asegurado que la orden procede directamente de Chávez, mientras que el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, ha emplazado a la prensa a esperar a la publicación del decreto presidencial en la Gaceta Oficial para conocer los detalles.

Chávez, de 58 años de edad, se encuentra en La Habana desde el pasado 11 de diciembre para recuperarse de la cuarta intervención quirúrgica a la que se ha sometido para que un equipo médico internacional le extirpara un tumor cancerígeno.

Su prolongada ausencia de Venezuela, la mayor desde que le fue diagnosticado el cáncer, en junio de 2011, ha desatado los rumores a nivel nacional e internacional sobre su verdadero estado de salud, aunque el Gobierno ha informado puntualmente, asegurando que, pese a las "dificultades", se encuentra "estable".

El TSJ ha permitido al líder bolivariano seguir siendo presidente, a pesar de que no ha podido tomar posesión del cargo, indicando que se trata de un mero formalismo que podrá cumplir cuando se recupere plenamente.