15 de febrero de 2006

Venezuela.- El TSJ rechaza el amparo interpuesto por la Misión Nuevas Tribus contra su expulsión de Venezuela

CARACAS, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela rechazó una acción de amparo interpuesta por la Misión Nuevas Tribus, que buscaba impedir su expulsión del país después de que el Gobierno del presidente Hugo Chávez denunció les acusara en octubre de enviar información estratégica fuera del país, en operaciones en las que participó la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA).

Un documento del TSJ divulgado hoy en Caracas señala que la jueza Evelyn Marrero rechazó el documento presentado por el grupo evangélica, donde se alegaban supuestas violaciones a derechos constitucionales y libertad de religión, culto y conciencia.

Según la fuente, las pruebas consignadas "no constituyen pruebas idóneas para presumir las violaciones constitucionales alegadas", por lo que fueron desestimadas las denuncias presentadas, según informó la agencia de noticias Prensa Latina.

La máxima instancia judicial venezolana advirtió de que la razón por la cual se otorgó en su momento el permiso para que el grupo permaneciera en el país "podría entrar en contradicción con el nuevo ordenamiento constitucional".

"El espíritu de la Carta Magna --agregó el texto jurídico presentado hoy miércoles-- es la preservación y conservación de la cultura, idiomas, religiones y los derechos originarios de los pueblos indígenas sobre las tierras que ocupan".

Venezuela ratificó que el pasado domingo, 12 de febrero, se cumplía el plazo para la salida del país sudamericana de las misiones seudo evangelistas Nuevas Tribus.

Chávez denunció en octubre de 2005 a Nuevas Tribus de enviar información estratégica fuera del país, en operaciones en las que participó la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA).

Venezuela ordenó un mes después, por decreto del Ministerio de Interior y Justicia, la salida de esos misioneros de varias zonas selváticas del país y daba un plazo de 90 días para su retiro.

Catalogadas como fundamentalistas, la organización está ubicada en Sanford, Florida, y se instaló en 1946 en Venezuela donde ocupó áreas importantes en los estados de Apure, Amazonas y Bolívar, en el este.

En la década de los 60 se realizaron varias denuncias contra Nuevas Tribus por desarrollar un proceso de proselitismo religioso compulsivo dada su orientación ideología fundamentalista.

Miembros de la Fuerza Armada de Venezuela acusaron en el pasado a sus integrantes de realizar estudios científicos de minerales en ese territorio con importantes recursos minerales, forestales y acuíferos.

Las Nuevas Tribus se han visto envueltas en varios escándalos e investigaciones por su accionar en el país, en particular por acusaciones de espionaje y la explotación de comunidades aborígenes.