7 de diciembre de 2006

Venezuela.- Venezuela confirma la cancelación del acuerdo de las indemnizaciones y posible nacionalización de etarras

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno venezolano aseguró hoy a las autoridades españolas que desautoriza "íntegramente" el contenido del acuerdo amistoso suscrito entre un funcionario del Ministerio de Exteriores y los abogados de los dos miembros de la banda terrorista ETA extraditados a España a los que se iba a indemnizar y que contempla además el inicio de las gestiones para otorgar la nacionalidad venezolana a otros cuatro etarras. Por ello, confirmó que no se llevará a cabo.

El Ejecutivo de Hugo Chávez, en un comunicado remitido a través de la Embajada en España, aclara que este acuerdo, firmado el pasado mes de junio, no le fue consultado debidamente, por lo que asegura que los compromisos alcanzados en el mismo quedan "por consiguiente sin efecto".

La esperada confirmación se ha conocido después de que el Gobierno venezolano destituyera al funcionario del Ministerio de Exteriores que negoció el acuerdo. Con el comunicado, Caracas asegura que no indemnizará a los etarras Sebastián Echániz Alcorta y Juan Víctor Galarza, y que suspenderá el posible inicio de las gestiones para otorgar la nacionalidad venezolana a los otros cuatro miembros de ETA que residen en el país sudamericano.

Concretamente, el acuerdo establecía una indemnización de casi 1.000 millones de bolívares (casi 350.000 euros) para los dos etarras y sus familiares por los supuestos "daños morales y perjuicios" causados por lo que considera una deportación "ilegal y arbitraria".

En el mismo documento, los funcionarios del Ministerio venezolano de Exteriores reconocían la presencia en su territorio de varios "asilados políticos vascos" que llegaron en los ochenta con motivo de los acuerdos alcanzados por Carlos Andrés Pérez y Felipe González. Además, se comprometía a "dar facilidades" para que "asilados vascos" puedan obtener nacionalidad venezolana "cuando reúnan las condiciones" recogidas por la ley.

El acuerdo también establecía que el Gobierno de Caracas haría gestiones ante las autoridades españolas para que Sebastián Echániz cumpla su condena en "una prisión cerca de su lugar de origen", y se comprometía ante futuras detenciones de presuntos etarras a no volver a utilizar el mecanismo de expulsión inmediata empleado en el caso de Echániz y Galarza, y optar por el proceso de extradición.

Venezuela afirma en la nota oficial emitida hoy que "las relaciones con el Reino de España constituyen una prioridad" en su política exterior, de modo que señala que mantiene su "disposición a la consulta y al diálogo permanente como mecanismos para el entendimiento y fortalecimiento de la misma".