30 de julio de 2014

Venezuela.- Venezuela insta a EEUU a "serenarse" tras la revocación de visados

CARACAS, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Venezuela, Elías Jaua, ha instado al Gobierno de Estados Unidos a "serenarse" después de que Washington anunciara la retirada de visados a una serie de funcionarios venezolanos a los que vincula con violaciones de Derechos Humanos por la represión de la disidencia.

Para Jaua, se trata de "un grito desesperado de quien sabe que el mundo está cambiando y no tienen otra forma de relacionarse". En este sentido, considera que es una "represalia" de la Administración de Barack Obama frente "al papel que juega Venezuela en la conformación de un mundo nuevo".

"Bienvenida sea su furia si lo que se cobra es el papel de Venezuela en su lucha por la unidad de América Latina", ha apostillado, en una rueda de prensa recogida por los medios locales.

El jefe de la diplomacia venezolana ha criticado la "inmadurez" de Estados Unidos al no mantener el "respeto" que, según Caracas, deben regir las relaciones internacionales. "Cada vez más el derecho internacional prevalece", ha subrayado Jaua, que ha abogado por pasar página de la "prepotencia imperial".

Estados Unidos ha anunciado este miércoles su decisión revocar los visados a varios representantes del Gobierno de Venezuela por "abusos de los Derechos Humanos" cometidos en los últimos meses, en el marco de las manifestaciones opositoras iniciadas el pasado mes de febrero. Washington no ha hecho públicos los nombres de las personas afectadas por la "confidencialidad" de los registros sobre visados.

CASO CARVAJAL

Jaua ha vinculado el veto a la entrada en Estados Unidos con la postura mantenida por el Gobierno norteamericano tras la detención en Aruba de Hugo Carvajal, antiguo jefe de la Inteligencia militar venezolana. Washington acusa a Caracas de presionar a la isla para obtener su liberación.

El ministro de Exteriores venezolano ha defendido que la liberación se produjo "sin ningún tipo de presiones" y ha asegurado que, en cambio, se presentaron "argumentos jurídicos y diplomáticos". "No somos como Estados Unidos, no chantajeamos, no presionamos a nadie", ha agregado.