7 de junio de 2008

Venezuela.- Venezuela muestra su capacidad militar en una prueba de misiles

LA ORCHILA (VENEZUELA), 7 Jun. (Reuters/EP) -

Venezuela realizó ayer una prueba de misiles en el Mar del Caribe en un despliegue de su fuerza militar, en el marco de tensas relaciones entre Washington y el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Cinco aviones rusos Sukhoi adquiridos por el Gobierno sobrevolaron la base militar en la isla La Orchila, lanzando una bomba de media tonelada y disparando un misil KH-59. Un bote patrullero disparó un Otomat al mismo objetivo en tierra.

El Comandandante de la Fuerza Aérea venezolano, Luis José Berroterán, dijo que el recien adquirido equipamento militar ayudaría al país a rechazar invasiones. "Cuando tienes una alta potencia apetecible para países extranjeros, tienes la obligación de resguardarla", explicó.

INESTABILIDAD EN LA REGIÓN

Chávez acusa frecuentemente a Estados Unidos de conspirar para adueñarse de las reservas petroleras de su país y en recientes semanas ha afirmado que la actitud de la Casa Blanca hacia Venezuela es similar a una "agresión" contra Irán e Irak.

Un ejemplo fue el primer despliegue del equipo comprado a Rusia y China con los ingresos de la renta petrolera. Chávez compró los cazas rusos después de que Estados Unidos bloqueara sus intenciones de adquirir aeronaves con tecnología estadounidense.

Washington, por su parte, ha criticado el equipamiento militar de Chávez, argumentando que podría desestabilizar la región, debido a que Venezuela posee el cuarto mayor presupuesto militar en Iberoamérica, aunque los analistas dicen que ese gasto es relativamente bajo en relación con su Producto Interno Bruto.

Las tensiones se mantienen entre Estados Unidos, Venezuela y el país vecino de Colombia, que acusa a Chávez de apoyar a las FARC, en su lucha contra el Gobierno.

Esta semana, el embajador estadounidense Patrick Duddy dijo que las relaciones entre los dos países atravesaban "tiempos muy difíciles". Asimismo, Chávez ve el plan estadounidense de relanzar su cuarta flota naval en el Caribe, después de 60 años, como una amenaza y dice que incidentes como la reciente violación del espacio aéreo por un avión de ese país es "una evidencia de hostilidad".