19 de diciembre de 2007

Venezuela.- Venezuela no planea invadir Washington o atentar contra sus intereses, "al menos directamente", según Chávez

MONTEVIDEO, 19 Dic. (EP/AP) -

Venezuela no planea invadir Washington o atentar contra intereses de Estados Unidos en América Latina "al menos directamente", según afirmó hoy el presidente venezolano, Hugo Chávez.

"No es realmente que nosotros tengamos un plan para invadir Washington o para atentar contra los intereses de Estados Unidos en América Latina, al menos directamente no", afirmó el mandatario sudamericano, que además insinuó que "la causa más importante de las agresiones contra Venezuela no es realmente la causa ideológica".

"La causa fundamental de esos pesares, de la agresión contra nosotros, es la energía", aseguró Chávez durante su discurso en la cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Países Asociados celebrada hoy en Montevideo.

El presidente afirmó que es "un soldado. Somos combatientes. Nosotros queremos cambios en paz, como los millones que nosotros representamos". "Que no nos vayan a obligar por otros caminos, que no nos vayan a hacer tomar otros senderos", comentó Chávez. "Pero nosotros estamos dispuestos a tener patria, cuéstenos lo que nos cueste. Es una advertencia que yo quiero hacer desde Montevideo al imperio norteamericano y a sus lacayos en estos países", advirtió.

ENTRADA DE VENEZUELA EN EL MERCOSUR

A la cumbre del Mercosur asistieron los presidentes de los países fundadores del bloque, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, los mandatarios de las naciones asociadas, Michelle Bachelet de Chile y Evo Morales de Bolivia, y Chávez, que pugna por el ingreso de su país como miembro pleno.

En este sentido, Chávez sostuvo que "nosotros queremos garantizar energía segura (...) para todo nuestro continente, Sudamérica, para 100 años". "Los países del Mercosur lamentablemente no tienen recursos energéticos suficientes para asegurar su desarrollo, su integración", agregó.

"La llegada de Venezuela le da al Mercosur ese toquecito (...) ese toquecito de una gran importancia: la reserva de petróleo más grande del mundo y una de las reservas de gas más grandes del planeta también", declaró Chávez.

ATAQUES CONTRA EEUU

El discurso del mandatario estuvo centrado, sin embargo, más en los ataques a la administración de George W. Bush que en el bloque regional.

"Tenemos que cuidarnos. Nos pueden sembrar drogas, nos pueden sembrar una maleta llena de dólares (en clara referencia al caso de la valija con 800.000 dólares que un empresario venezolano intentó ingresar a Argentina presuntamente como contribución a la campaña presidencial de Cristina Fernández). Nos pueden sembrar una bomba también. Se trata del imperio más perverso que destroza pueblos, que miente", aseguró el presidente venezolano.

Unas horas más tarde, durante un discurso en la Universidad de la República, en Montevideo, Chávez señaló: "Dicen que yo ando con una chequera comprando Gobiernos, comprando partidos políticos, poniendo y quitando presidentes".

"A mí me acusan de eso cuando sabemos que quienes han estado en este continente quitando y poniendo Gobiernos (...) comprando instituciones, corrompiendo, han sido precisamente los Estados Unidos, ese imperio maldito que tanto daño le ha causado a nuestro continente", agregó. "Hay que tener esperanza de que algún día haya un Gobierno de Estados Unidos, haya líderes que aprendan a entender la realidad de América Latina", agregó.

LÍDERES DE AMÉRICA LATINA

Refiriéndose al líder cubano, Fidel Castro, afirmó que "es culpable de mi proceso de demonización. Yo no era socialista". Además, Chávez también dedicó unas palabras a su homólogo de Bolivia, Evo Morales, que se enfrenta a duras protestas en su país por la aprobación de un proyecto para una nueva Constitución que incluye, entre otro puntos, una reforma agraria basada en la expropiación de tierras subutilizadas y la reelección presidencial consecutiva e indefinida.

"Evo, que Dios te cuide y que Dios cuide a Bolivia. Ahora, a la gente que está planificando (las protestas), y detrás de ellos el imperio norteamericano, hay que advertirles: Si en Bolivia, si a este hombre que está aquí llega a pasarle algo, si aquel gobierno legítimo llegaran a derrocarlo, Venezuela no se va a quedar con los brazos cruzados", dijo Chávez. "Yo le pido a Dios que eso no ocurra, porque eso puede ser un gran terremoto que sacuda todo este continente", concluyó.