28 de septiembre de 2012

Venezuela.- Los yanomami piden a Caracas que actúe contra los mineros ilegales de oro "en vez de negar el problema"

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los indígenas yanomamis han hecho un llamamiento al Gobierno de Venezuela para que actúe contra "la presencia e impactos" de la minería de oro ilegal y deje de "negar la existencia del problema", según ha informado este viernes la organización no gubernamental Survival International.

En un comunicado hecho público por la organización yanomami Horonami, los indígenas han pedido al Gobierno que reconozca que sus vidas y su tierra están siendo "depredadas y contaminadas" por la minería de oro.

El comunicado ha sido difundido después de que las autoridades venezolanas hayan negado la presencia de buscadores de oro en la zona, tras una reciente visita a la región del Alto Ocamo para investigar las informaciones referentes a una "masacre".

Varios generales del Ejército que participaron en la visita aseguraron --citados por Survival-- que "lo que reina aquí es la paz y la armonía: todos los yanomamis están en perfecto estado. No hemos detectado presencia de buscadores de oro ilegales".

Sin embargo, algunos representantes de Horonami que estuvieron presentes declararon: "Vimos los campamentos de mineros ilegales, vimos pasar una avioneta, vimos una pista clandestina, vimos algunos 'garimpeiros' huyendo de la comisión que caminaba por la selva".

"Los efectivos de las Fuerzas Armadas, de la Fiscalía y el CICPC (Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminálisticas, nombre actual de la Policía Técnica Judicial) que venían en la comisión, también fueron testigos de esto", aseguraron.

IROTATHERI

El comunicado también lamenta que la comisión que investigó las informaciones sobre una "masacre" en la comunidad de Irotatheri, supuestamente perpetrada en agosto y denunciada en su momento por Survival (que posteriormente matizó la información), no encontrara ninguna prueba de la matanza.

"Es muy fácil pensar que los yanomamis están mintiendo", advirtió Horonami. "Estas noticias que llegaron sobre hechos violentos no son mentiras, son los signos claros de que hay mucho conflicto en la zona del Alto Ocamo. La mentira es decir que en esa zona todo está bien", agregó.

Bruce Albert, un científico social francés que ha trabajado con los yanomamis desde la década de los setenta, ha declarado a Survival que "descartar la presunta masacre y calificarla de mero 'rumor' es negar la evidente seriedad de la situación".

"Este tipo de historias yanomamis no son meras invenciones, sino más bien un reflejo de ansiedades y tensiones profundas sobre hechos reales. La única forma de descubrir la verdad es mediante una investigación adecuada en manos de expertos, y no con breves visitas a unos pocos asentamientos", aseveró.