6 de marzo de 2012

El vicepresidente aclara que "con cáncer o sin cáncer" Chávez será candidato en las elecciones de octubre

El vicepresidente aclara que "con cáncer o sin cáncer" Chávez será candidato en las elecciones de octubre
EUROPA PRESS/PRENSA PRESIDENCIAL VENEZUELA

CARACAS, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente venezolano, Elías Jaua, ha aclarado que "con cáncer o sin cáncer" el mandatario Hugo Chávez será candidato en las elecciones generales del próximo 7 de octubre, descartando así cualquier posibilidad de que el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) nombre a un nuevo aspirante.

Jaua ha recordado que el Consejo Nacional Electoral (CNE) dio a conocer el año pasado un cronograma electoral que no puede ser modificado por el Poder Ejecutivo. Chávez "está dispuesto a participar, así que con cáncer o sin cáncer vamos a la victoria este 7 de octubre", ha enfatizado en declaraciones a la cadena Televén.

Chávez, de 57 años, fue operado el pasado 26 de febrero en La Habana de un nuevo tumor canceroso y ahora deberá someterse a ciclos de radioterapia para "eliminar las células malignas", aunque el propio mandatario no descarta que tenga que recurrir a un "tratamiento complementario".

El hermetismo en torno a su enfermedad ha desatado una ola de rumores que apuntan a que las condiciones de salud del mandatario socialista son más graves de lo que el Gobierno afirma. Un periodista venezolano y otro brasileño llegaron incluso a anticipar la nueva operación, mientras el Ejecutivo guardaba silencio.

Tras el anuncio de la intervención quirúrgica, Chávez subió en las encuestas de intención de voto para los comicios de octubre y se ubica en el 52 por ciento, según una encuesta divulgada esta semana. Henrique Capriles Radonski, candidato de la coalición opositora elegido en unas primarias, cuenta con el 34 por ciento de las preferencias.

El año pasado, Chávez tuvo que someterse a cuatro ciclos completos de quimioterapia después de que en junio le extirparan un tumor del tamaño de una pelota de béisbol en una zona de su cuerpo que no ha sido precisada.

A pesar de su delicado estado de salud, el militar retirado no ha querido delegar el poder al vicepresidente --segundo en la línea de sucesión según lo establece la Constitución-- y continúa trabajando desde La Habana.