7 de julio de 2009

Vicepresidente Bolivia dice comicios diciembre todavía en riesgo

Por Carlos Alberto Quiroga

LA PAZ (Reuters/EP) - El vicepresidente de Bolivia, Alvaro García, advirtió el martes que los comicios previstos para diciembre, en los que el presidente indígena Evo Morales buscará la reelección, corren todavía el riesgo de ser saboteados por la oposición conservadora.

Líderes de la oposición, incapaces hasta ahora de conformar un frente electoral único, pretenden aprovechar eventuales dificultades técnicas de la Corte Electoral para bloquear las elecciones, que deben realizarse por mandato de una Constitución "plurinacional" estrenada a principios de año, dijo.

García hizo la advertencia mientras la aparición de al menos una docena de pre candidatos presidenciales opositores parecía alejar las posibilidades de una alianza contra el mandatario que trata de sacar a Bolivia de la pobreza con una política de nacionalizaciones y "empoderamiento" de las mayorías indígenas.

"Las fuerzas conservadoras no tienen candidato, no tienen programa que es lo peor, y no tienen bandera. Su última bandera, la autonomía (de las regiones), ya está en la Constitución", dijo García en entrevista con radio Erbol.

El vicepresidente señaló que "la derecha va a utilizar cualquier pretexto para que no haya elecciones, porque se siente derrotada", cuando faltan dos meses para la inscripción de candidatos y cinco para la votación, en la que será elegido también un nuevo Congreso con bancas reservadas para indígenas.

García dijo que una nueva confrontación política "de alta tensión" podría producirse en agosto cuando el Congreso debata una ley impulsada por el oficialismo para autorizar a la Corte Electoral a utilizar el padrón tradicional de electores si no puede completar a tiempo un empadronamiento biométrico.

La digitalización del registro de los aproximadamente cuatro millones de votantes bolivianos, que fue impuesta por la oposición como condición para dar paso a los comicios de diciembre, se ha convertido en la mayor dificultad técnica que enfrenta el poder electoral.

"No vaya a ser que en este debate técnico aparezca nuevamente la derecha y convierta este debate en un asunto político para bloquear las elecciones", dijo el vicepresidente.

"La única forma de garantizar las elecciones es un acuerdo en el Congreso para que haya la nueva ley, pero fundamentalmente un pueblo que defienda su derecho a votar en diciembre, a elegir autoridades y que no le escamoteen esa su voluntad constitucional", agregó.

La oposición, que controla el Senado y ha liderado desde las regiones violentas protestas contra la "revolución" de Morales, ha anticipado que no dará paso a la ley que autorizaría el eventual uso del padrón tradicional, denunciando el montaje de un supuesto fraude electoral oficialista.

Entre los pre candidatos opositores, el ex prefecto (gobernador) del departamento central de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, y el ex vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas, coincidieron en exigir el padrón biométrico pero no garantizaron su participación en un frente único contra Morales.

El gobernante indígena, un declarado "anti imperialista" y aliado del líder venezolano Hugo Chávez, tiene grandes posibilidades de repetir y hasta mejorar la votación del 54 por ciento con que llegó al poder en enero del 2006, según encuestas publicadas en las últimas semanas por medios locales.