4 de abril de 2012

La violencia del crimen organizado provoca el cierre de más de 160.000 empresas en México

La violencia del crimen organizado provoca el cierre de más de 160.000 empresas en México
REUTERS

MÉXICO DF, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La violencia de los cárteles de la droga ha llegado a niveles "no vistos en décadas" incidiendo considerablemente en la economía mexicana, que se ha visto seriamente afectada por el cierre de 160.000 empresas durante el año 2011, cuyos propietarios se fueron del país por la inseguridad, ha alertado la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

   "El crimen organizado está deteriorando la competitividad de las entidades federativas, desalentando la inversión nacional y extranjera, causando el cierre de empresas formales", ha advertido Alberto Espinosa Desiguad, presidente de Coparmex, en un mensaje a los medios.

   Los economías más perjudicadas por la violencia del narcotráfico han sido las de los estados de México, Nuevo León, Coahuila, Durango, Guerrero, Michoacán y Morelos, donde unas 64.000 empresas han tenido que cerrar sus puertas por los altísimos niveles de inseguridad. "Empresarios y familias enteras se van a otros países en busca de seguridad y bienestar", ha lamentado Espinosa.

   La suspensión de las operaciones de miles de comerciantes ha supuesto pérdidas en el último lustro calculadas en 800 millones de dólares (610 millones de euros), según Coparmex.

   Los datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) concuerdan con los divulgados por Coparmex y señalan que un total de 166.407 pequeños establecimientos cerraron sus puertas, principalmente en los estados de México, Sinaloa, Sonora y Nuevo León y Chiapas, sin embargo, no precisa las causas que motivaron a los propietarios a tomar esta decisión.

   Los empresarios, al igual que el resto de la población, están sufriendo las consecuencias del aumento desproporcionado de los homicidios y el incremento en un 81 por ciento de los secuestros en México. Pero además son víctimas de robos, atracos y extorsiones, delitos que se han convertido en una constante en todo el país, especialmente en el Distrito Federal y en los estados de Chihuahua, Baja California y Jalisco.

   "El 98 por ciento de los delitos queda impune y del total de los casos que llegan a juicio, solamente uno de cada diez delincuentes recibe sentencia", ha denunciado Espinosa.

   Encuestas realizadas recientemente y citadas por Coparmex revelan que ocho de cada diez mexicanos consideran que la seguridad es hoy peor que la registrada hace un año y tres de cada diez han sido víctimas de alguno de los delitos antes mencionados en los últimos tres meses. Además, cinco de cada diez cree que es el crimen organizado el que va ganando la "guerra" con las fuerzas de seguridad.

OTRAS CONSECUENCIAS

   La cúpula empresarial advierte además de las consecuencias que está teniendo la inseguridad en sectores claves de la economía local como el turismo. De acuerdo a sus datos, en los últimos cinco años unos 24 millones de estadounidenses evitaron viajar a los estados fronterizos por miedo a ser víctimas de las mafias.

   Las primas de los seguros han aumentado un 30 por ciento y el sector de la construcción ha tenido que elevar sus costes para poder cubrir los gastos que supone la protección de sus inversiones y trabajadores, destaca Coparmex.

   En este sentido, Espinosa ha criticado la ineficacia del Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, que promueve la lucha contra el narcotráfico a causa de la debilidad institucional que existe en México y a los altos niveles de corrupción que se han detectado en las fuerzas de seguridad.

   Desde que el presidente mexicano, Felipe Calderón, asumió el poder en diciembre de 2006, más de 47.500 personas han muerto en hechos relacionados con la guerra que protagonizan los cárteles del narcotráfico por el control del mercado de la droga que se vende en Estados Unidos.