8 de noviembre de 2016

El voto latino será decisivo en los estados norteamericanos de Texas y Florida

WASHINGTON, 8 Nov. (Notimérica) -

El voto latino en las elecciones presidenciales de Estados Unidos que se celebran este martes se ha definido como esencial en estados como Texas y Florida donde un gran porcentaje de la población es de origen hispano y su voto está altamente dividido.

En Estados Unidos viven 56 millones de hispanos que representan el 17 por ciento de la población del país. Unos diez millones viven en Texas, un estado conservador que lleva votando al partido republicano desde 1980.

A pesar de ser un estado mayoritariamente conservador, en estas elecciones los votantes hispanos ven al candidato republicano, Donald Trump, como una amenaza debido a los múltiples comentarios racistas dirigidos a esta comunidad.

Algunos de ellos han asegurado, en declaraciones a 'BBC Mundo', que "alguien que siente ese desprecio por nuestra gente no puede representarnos".

"No creo que esté hablando sólo de mexicanos, sino de cualquiera que no tenga su color de piel", ha argumentado otra ciudadana en Houston, Texas.

Muchos hispanos en contra de Trump se han interesado en estas elecciones en conseguir la ciudadanía estadounidense para evitar que gane el magnate, según han apuntado grupos de campaña en favor de los Derechos Humanos de los latinos.

En las últimas elecciones de 2012 se contabilizaron unas 663.000 solicitudes de ciudadanía, que han aumentado un ocho por ciento en 2016, elevándose la cifra a un total de 718.000, según el centro de investigaciones 'Pew Research Center'.

LATINOS CONSERVADORES

Sin embargo, no todos los latinos residentes en Texas votarán a la candidata demócrata, Hillary Clinton, ya que el 55 por ciento son católicos y dentro de este porcentaje, algunos, como es el caso de la hispana Dorothy Olmos, se identifican con el partido republicano aunque critican que este "se ha ido muy a la izquierda".

"A nosotros nos preocupa la santidad del matrimonio entre un hombre y una mujer. Queremos recuperar nuestros valores cristianos y volverlos a integrar en los valores centrales que tenía este país que puede volver a ser como antes", ha explicado Olmos.

Para continuar defendiendo estos valores conservadores, votantes republicanos como esta ciudadana hispana aseguran que pueden pasar por alto los comentarios, en muchas ocasiones ofensivos, de Donald Trump hacia la comunidad latina.

FLORIDA DECIDE

Los latinos de Florida tienen un peso enorme en las elecciones, ya que un tercio de la población que vive en este estado norteamericano es de origen cubano y tradicionalmente ha apoyado siempre al partido republicano.

Sin embargo, el republicanismo en Florida se ha visto quebrado, tal y como han señalado varios ciudadanos cubanos, porque "Donald Trump no ha planteado una visión coherente para este país".

"Yo estoy registrado como independiente. La nueva generación de cubanoestadounidenses ve el mundo de una manera más liberal", ha apuntado un cubano residente en Florida al referido medio de comunicación.

Este cambio ha contribuido a un aumento en la cantidad de votantes hispanos en Florida registrados como demócratas que también se debe a la llegada de los puertorriqueños que representan el 27 por ciento del electorado hispano en este estado que tienden a votar por los demócratas.

Naida Colón, ciudadana hispana en Florida, ha expresado que "los hispanos iremos a votar el 8 de noviembre en defensa de nuestros derechos".

Los datos sugieren que este año la participación de la comunidad hispana será superior, por lo que Trump podría no alcanzar el respaldo que busca, si bien las últimas encuestas realizadas --y recogidas por 'Real Clear Politics'-- apuntan a una ventaja de apenas un punto de Clinton sobre el candidato republicano, lo que muestra que la contienda está virtualmente empatada.