29 de noviembre de 2012

Wikileaks.- Assange evita valorar las políticas sobre prensa de Ecuador porque no es un país "significativo"

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha rehusado valorar las políticas de control sobre los medios de comunicación promovidas por el Gobierno de Ecuador porque "no es un país muy significativo" en la escena internacional y, por tanto, sus decisiones no tienen la misma trascendencia que las adoptadas por otros Estados.

Assange, que permanece refugiado en la Embajada ecuatoriana de Londres desde junio, ha concedido una entrevista a la cadena de televisión estadounidense CNN en la que ha dicho detectar un "cambio radical" en las políticas de varios países que pondrían en riesgo las libertades.

Sin embargo, el periodista australiano ha evitado criticar a Ecuador, país que le ha concedido asilo político y que ha sido catalogado por el Comité para la Protección de los Periodistas como uno de los peores de América Latina en materia de libertad de prensa. "Es un pueblo que ha sido generoso conmigo, pero no es un actor significativo a nivel mundial", ha declarado.

"Las cosas pequeñas que ocurren en países pequeños no son las que me preocupan", ha añadido, antes de pedir que el debate se centre "en lo que está pasando en toda la civilización".

El fundador de Wikileaks, que concedía la entrevista para promocionar un libro en el que ha participado, se ha negado a criticar las políticas del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, porque no era el tema por el que había accedido a hablar con la CNN. Assange tmbién ha evitado comentar cuál es su estado de salud, pese a que Ecuador ha alertado de que necesita atención hospitalaria: "No creo que sea importante".

Assange, de 41 años, se refugió en la legación para evitar su extradición a Suecia, donde está siendo investigado por presuntos delitos sexuales. Quito le concedió asilo político por considerar que no existen garantías de que no vaya a ser trasladado posteriormente a Estados Unidos para ser juzgado por la filtración de documentos oficiales.