30 de agosto de 2015

Assange recomendó a Snowden no buscar asilo en Latinoamérica porque podría ser secuestrado y asesinado

MADRID, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha afirmado que aconsejó al ex analista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos que destapó en 2013 la vigilancia masiva por parte del gobierno estadounidense, Edward Snowden, que no buscase asilo en Latinoamérica por el riesgo de ser secuestrado e, incluso, asesinado.

   "Existía un riesgo significativo de que pudiera ser secuestrado en Latinoamérica bajo órdenes de la Agencia de Espionaje Estadounidense (CIA). Secuestrado y posiblemente asesinado", ha añadido Assange en una entrevista con el diario británico 'The Times', en la que aporta detalles acerca de su presunta colaboración en la fuga de Snowden, que se encuentra refugiado en Rusia.

   Assange ha añadido que también temía ser asesinado en el caso de que hubiese tomado la decisión de salir de la embajada de Ecuador en Londres, donde pidió asilo en 2012 para evitar la extradición. En este punto, ha denunciado que funcionarios estadounidenses han violado la ley en el marco de la persecución contra él y contra la organización de WikiLeaks.

   WikiLeaks habría estado directamente involucrada en la operación para ayudar a Snowden a evadir a las autoridades de Estados Unidos en el año 2013, después de que filtrase información sensible de Inteligencia al periodista Glenn Greenwald. Assange insiste en que ayudó a diseñar su fuga a Rusia, aunque Snowden "no estaba de acuerdo con huir a uno de los enemigos más poderosos de Estados Unidos".

   Snowden, de 31 años, ha dicho públicamente que había pedido asilo a 21 países después de que Estados Unidos cancelase su pasaporte interrumpiendo con ello su viaje a Ecuador --pese a que Assange se lo habría desaconsejado--. "Desafortunadamente ningún país ha contestado sí", de lo que ha culpado a la "interferencia política" de la Administración Barack Obama.

   Snowden ha reiterado que solo volvería a Estados Unidos si se le garantizaba un "juicio justo". "Estoy trabajando muy duro con mis abogados para conseguir garantías fiables de un juicio justo. Desafortunadamente el Departamento de Justicia no está de acuerdo en esta petición. Lo único que me han garantizado es que no seré ejecutado", dijo el exanalista de la NSA el pasado mes de marzo.

Para leer más