17 de agosto de 2012

Wikileaks.- Correa dice que si Londres no da el salvoconducto Assange podría quedarse "indefinidamente" en la Embajada

QUITO, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha reconocido este viernes que si Reino Unido persiste en su negativa de entregar un salvoconducto a Julian Assange para que pueda viajar a Quito, el fundador de Wikileaks podría quedarse "indefinidamente" en la Embajada de esa nación sudamericana en Londres, donde se refugió hace dos meses.

Ecuador decidió el jueves otorgar a Assange el "asilo diplomático", una figura contemplada en el llamado Tratado de Caracas firmado por las naciones latinoamericanas en 1954 que establece que el país tiene que dar obligatoriamente el salvoconducto a la persona beneficiada con el asilo.

"El problema es que Reino Unido no va a dar el salvoconducto y el señor Assange puede pasar indefinidamente en nuestra embajada", ha advertido Correa en declaraciones a la emisora local Radio Loja, las primeras desde que Quito anunció su decisión.

Correa ha explicado que el derecho latinoamericano "tiene una serie de garantías", como otorgar ese tipo de permiso especiales a los asilados, "que no contempla el derecho europeo, en este caso Reino Unido".

No obstante, ha revelado que tomaron la decisión "sabiendo que, dado el marco jurídico del Reino Unido", ellos podían negar a Assange la posibilidad de salir de la Embajada. "Ya sabíamos que no iban a dar el salvoconducto" y ahora, "no podrá salir de esa sede diplomática", ha lamentado.

La preocupación de las autoridades ecuatorianas gira ahora en torno a la "amenaza" de Reino Unido de asaltar la legación diplomática ecuatoriana en Londres. Eso demuestra que los británicos "no saben con qué gobierno ni con qué pueblo están tratando", ha afirmado.

"Las leyes internas deben estar supeditadas al derecho internacional que explícitamente establece la inviolabilidad de las sedes diplomáticas", ha recordado el mandatario ecuatoriano, sin especificar si Quito tomará alguna medida para evitar una eventual incursión.

GARANTÍAS

La decisión de otorgar asilo al fundador de Wikileaks se tomó después de "haber agotado todas las instancias" y de constatar que "no hay la garantía de que no se le extradite a un tercer país" porque, en ese caso, "se estaría poniendo en riesgo la vida de Julian Assange", ha subrayado el mandatario.

Así, Correa ha dejado claro que Ecuador "jamás" ha negado a Estocolmo la posibilidad de que investigue a Assange por los supuestos delitos sexuales de los que se le acusan y ha reiterado que el fundador de Wikileaks "siempre quiso responder" ante la justicia de sueca.

"Nosotros hasta pusimos a disposición la Embajada" para que los fiscales hicieran el interrogatorio, ha aseverado el presidente ecuatoriano, al resaltar que Assange "ni siquiera está acusado" formalmente en Suecia y que su caso sólo se encuentra en una fase de "indagación previa".

"Lo que se ha pedido es la garantía de que no se vaya a extraditar a un tercer país y esa garantía no la ha dado Suecia", ha subrayado, sin especificar si el tercer país al que se refiere es Estados Unidos.

La situación legal del fundador de Wikileaks en Suecia, según Correa, pone también en evidencia las diferencias que hay entre las leyes de ambos países como el hecho de que las acusaciones por relaciones sexuales no consentidas en Ecuador "no serían delitos en absoluto".

Además, en Suecia el fiscal "lo designa el Poder Ejecutivo" y se contempla la posibilidad de aprobar una extradición sólo para hacer una investigación, algo que en Latinoamérica "es inconcebible", ha comentado.