21 de diciembre de 2012

Wikileaks.- El Gobierno ecuatoriano dice que es "optimista" ante una "solución diplomática" del caso Assange

QUITO, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, ha expresado el "optimismo" del Gobierno ante la posibilidad de encontrar una "solución diplomática" al caso del fundador de Wikileaks, Julian Assange, que se encuentra refugiado en la Embajada del país andino en Londres.

"Esperamos que pase algún tiempo con el optimismo de que podamos encontrar una salida diplomática", ha dicho el canciller ecuatoriano, en una entrevista concedida a la televisión gubernamental Gama, según informa el diario local 'El Telégrafo'.

Patiño ha explicado que la solución diplomática "será más sana para la relación entre Ecuador y Reino Unido", que se ha deteriorado ante la amenaza británica de irrumpir en la sede diplomática para detener al periodista australiano con el fin de extraditarlo a Suecia, donde se le investiga por varios delitos sexuales.

Además, el jefe de la diplomacia ecuatoriana ha argumentado que "también será más corta", ya que plantear un litigio ante instancias internacionales para que Reino Unido permita a Assange viajar a Ecuador, por virtud del asilo político concedido por el Gobierno de Rafael Correa, "podría llevar años".

El ministro ha reiterado que Reino Unido debe permitir la salida del fundador de Wikileaks, ya que, de lo contrario, vulneraría su derecho a la integridad física y emocional, dado que su reclusión en la sede diplomática está teniendo consecuencias sobre su salud.

"Nosotros hemos insistido a las autoridades británicas en esa argumentación jurídica, que se basa en la Constitución ecuatoriana y en normas de mayor jerarquía, como las normas internacionales sobre el derecho de asilo político y el derecho a la movilidad", ha indicado.

Las declaraciones de Patiño se producen horas después de que Assange pronunciara un discurso desde la Embajada de Ecuador en Londres para marcar sus seis meses de reclusión en la sede diplomática, en las que ha dicho que está abierto a cualquier propuesta para solucionar la actual situación.

Además, el periodista australiano ha anunciado que Wikileaks tiene "un millón de documentos" pendientes para su publicación en 2013. Este material, ha añadido, "afecta a todos los países del mundo".