23 de septiembre de 2015

Xi lanza un mensaje tranquilizador sobre comercio y seguridad desde EEUU

SEATTLE (ESTADOS UNIDOS), 23 Sep. (Reuters/EP) -

El presidente de China, Xi Jinping, ha lanzado este martes un mensaje tranquilizador sobre comercio y seguridad en el primer día de su visita oficial de una semana a Estados Unidos, tratando temas que abarcan desde la reforma económica a los ataques informáticos, los Derechos Humanos y el robo de información comercial.

Xi, que ha ofrecido un discurso a unos 650 ejecutivos de negocios y otros invitados en Seattle, se ha referido a algunos de los temas que han tensado relaciones entre Estados Unidos y China en los últimos años.

Así, ha sostenido que China no manipulará su moneda para impulsar las exportaciones y nunca participará en el robo de información comercial, agregando que su país no discriminará a las empresas extranjeras, acelerará la apertura de su mercado y hará esfuerzos por mejorar la situación de los Derechos Humanos.

"Si China y Estados Unidos cooperan bien, pueden convertirse en una piedra angular de la estabilidad mundial", ha manifestado Xi. "Si entran en conflicto o confrontación, esto daría lugar a un desastre para ambos países y el mundo en general", ha agregado.

Sin embargo, a pesar de sus comentarios tranquilizadores, Xi se enfrenta a preguntas sobre las políticas actuales de su Gobierno y probablemente será presionado respecto a temas específicos cuando se reúna esta semana con líderes empresariales antes de asistir a una cena de etiqueta en la Casa Blanca ofrecida por el presidente, Barack Obama.

Cerca de un centenar de personas se reunieron en el centro de la localidad de Seattle a primera hora del martes para protestar contra los abusos a los Derechos Humanos en China, la primera en la que podría ser una serie de manifestaciones en contra de la presencia del líder chino.

IGUALDAD DE CONDICIONES

Antes de su discurso, Xi fue objeto de algunas críticas por parte de la secretaria de Comercio de Estados Unidos, Penny Pritzker, por el tratamiento que reciben las empresas estadounidenses que operan en China.

"Esta semana una serie de acuerdos importantes serán anunciados junto con la visita del presidente Xi, los que ejemplifican el compromiso de las compañías estadounidenses para apoyar el desarrollo de China, tanto con capital como con tecnologías de punta", ha adelantado.

"Sin embargo, nosotros y nuestras empresas seguimos teniendo preocupaciones serias acerca de una falta general de transparencia legal y regulatoria, la protección inconsistente de la propiedad intelectual, las políticas discriminatorias en el terreno cibernético y tecnológico, y más en general la falta de igualdad de condiciones en una gama de sectores", ha lamentado.

Por su parte, Xi ha dicho que la economía de su país se encamina a un crecimiento rápido y que Pekín mantiene su compromiso con las reformas financieras y una economía abierta. "China no retrocederá en este proceso", ha subrayado.

ATAQUES INFORMÁTICOS

En respuesta a las acusaciones de que China ha estado detrás de los ataques informáticos que han afectado a bases de datos de firmas estadounidenses y el Gobierno de ese país, Xi reiteró que China también ha sido víctima de estas incursiones.

"El Gobierno chino no participará en robos de datos comerciales ni alentará o apoyará tales intentos de parte de cualquier persona", ha prometido el mandatario del gigante asiático.

Funcionarios de la Casa Blanca han apuntado que el espionaje informático será una parte clave de las conversaciones entre Obama y Xi, pero no esperan que Estados Unidos anuncie sanciones económicas contra China por este tema antes de la llegada del presidente chino a Washington.