2 de septiembre de 2019

Yemen.- El enviado especial de la ONU pide a las partes que retomen las conversaciones para un acuerdo de paz en Yemen

AMÁN, 2 Sep. (DPA/EP) -

El enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, ha reclamado este lunes a las partes en conflicto que vuelvan a comprometerse con las conversaciones para cerrar un acuerdo de paz que ponga fin al conflicto que vive el país.

"Las partes tienen que retomar urgentemente el proceso político para poner fin a la guerra y aliviar la pésima situación humanitaria", ha dicho Griffiths tras reunirse con la ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, Margot Wallstrom, en la capital de Jordania, Amán.

La parada de Wallstrom en Amán forma parte de una gira para recabar apoyos para impulsar un acuerdo político en Yemen basado en el pacto alcanzado en las conversaciones celebradas en Suecia con el respaldo de Naciones Unidas en diciembre.

Las conversaciones entre representantes del Gobierno yemení, apoyado por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis llevaron a un acuerdo que contempla la retirada de fuerzas de la ciudad portuaria de Hodeida, un alto el fuego y un intercambio de prisioneros. El pacto no se ha cumplido en su totalidad.

"Suecia apoya por completo los esfuerzos incansables de Naciones Unidas para un proceso político renovado en Yemen. El diálogo sobre la situación en Adén y el cumplimiento del acuerdo de Estocolmo se necesitan urgentemente", ha afirmado Wallstrom, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

Su reunión llega después de que el domingo un ataque aéreo de la coalición militar liderada por Arabia Saudí dejara más de 100 personas muertas en una cárcel del suroeste de Yemen, según los rebeldes.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Yemen confirmó en un comunicado que el ataque aéreo mató a al menos 52 detenidos y que hay otros 68 arrestados que están desaparecidos. En el interior del centro de detención se encontraban 170 prisioneros en el momento que se registró el ataque aéreo.

La coalición militar liderada por Arabia Saudí ha negado que hubiera atacado el centro de detención en Dhamar y ha asegurado que el objetivo atacado era un centro militar.