26 de febrero de 2020

Zimbabue.- Save the Children alerta de los efectos en los niños de la crisis alimentaria de Zimbabue

Zimbabue.- Save the Children alerta de los efectos en los niños de la crisis alimentaria de Zimbabue
Zimbabue.- Save the Children alerta de los efectos en los niños de la crisis ali - GETTY IMAGES / TAFADZWA UFUMELI - ARCHIVO

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El empeoramiento de la crisis alimentaria en Zimbabue está llevando a que haya niños que solo puedan comer una vez al día o que se vean abocados a caminar durante horas para recoger agua, según Save the Children, que ha reclamado un incremento de la respuesta humanitaria para ayudar a personas como Michelle.

Michelle, de 17 años, vive en una zona remota del sur con su hijo de nueve meses, Junior, y otros miembros de su familia. El hogar se ha visto obligado a reducir el número de comidas diarias y es habitual que los niños lloren de hambre, ha explicado la ONG en un comunicado.

"Junior tiene nueve meses. Sufrí cuando me enteré de que estaba por debajo de su peso. No pude dormir", cuenta Michelle, que acudió en vano a la clínica en busca de alguna papilla. Para llegar a la clínica, caminó tres horas a través de la montaña.

Su caso no es único. Las agencias humanitarias estiman que, en todo el país, al menos 7,7 millones de personas pasan hambre, entre ellas 3,8 millones de niños que requieren asistencia alimentaria urgente.

"Lo que he visto por la sequía es que los precios suben, que no llueve y que los árboles no tienen agua", cuenta Siwela, de 12 años, que vive con sus abuelos en el sur de Zimbabue porque sus padres han emigrado a Sudáfrica en busca de trabajo. "Ojalá que en mi comunidad llueva, no haya hambre y la gente pueda sembrar", señala.

El director de Save the Children en Zimbabue, William Lynch, ha advertido de una situación "extremadamente compleja", en la que se aglutinan una serie de factores que desencadenan en última instancia un empeoramiento de la situación de la población.

"Hemos visto un aumento de los partos sin asistencia y una reducción de las vacunaciones, ya que el sistema sanitario se tambalea", ha lamentado Lynch, que ha advertido de los riesgos de "violencia y abuso" que sufren los niños obligados a caminar largas distancias.

En el caso de las niñas, la amenaza es doble, ya que las familias pueden verse abocadas a entregarlas en matrimonios forzados para tener una boca menos que alimentar. Otras familias sacan a sus hijos de la escuela porque no pueden permitirse pagar las tasas.

"Los zimbabuenses han llegado a su límite absoluto en los últimos años y ahora están al borde del colapso. Los actores internacionales --gobiernos, ONG y donantes-- deben unirse ya", ha reclamado el responsable de Save the Children en el país.

Zimbabue, castigado por una inflación galopante, ha sufrido también en estos últimos meses la crisis climatológica que atraviesa toda la región y cuyo origen se remonta a 2018. La concatenación de sequías e inundaciones se ha convertido en una constante y, de cara a los próximos meses, la situación podría empeorar.

Los expertos prevén que la estación seca, que tradicionalmente se extiende de enero a marzo, dure mucho más y que numerosos agricultores pierdan sus cosechas.