5 de agosto de 2009

Zona euro muestra divergencias en camino hacia recuperación

Por Nigel Davies

LONDRES (Reuters/EP) - La profunda recesión en la economía del sector servicios de la zona euro se moderó en julio, pero existía una importante diferencia entre las naciones del bloque, y las condiciones del empleo empeoraron, mostró el miércoles un sondeo.

Los datos confirman que la zona euro avanza lentamente hacia el crecimiento económico, mientra sigue calmándose la desaceleración en los nuevos negocios de las firmas.

Pero cualquier recuperación podría ser lenta ya que el número de desempleados sube fuertemente y los consumidores continúan reticentes a gastar.

El índice de gerentes de compras del sector servicios de la firma Markit, relevado entre unas 2.000 compañías, desde bares hasta bancos, subió a 45,7 en julio desde 44,7 en junio, ubicándose en su máximo desde octubre pasado.

Pero igualmente se halló debajo de la marca de 50,0 que separa el crecimiento de la contracción.

Eso estuvo ligeramente arriba de la estimación preliminar de 45,6, favorecido por una revisión marginal al alza en los nuevos negocios.

Unos datos divulgados más temprano mostraron que el sector servicios de Alemania subió a niveles cercanos a la recuperación en julio, mientras que también se vieron mejoras en Italia.

Pero Francia, segunda mayor economía de la zona euro, fue contra la tendencia y registró una profundización de la recesión en los servicios, como España, por lejos la más débil de las cuatro mayores economías de la región.

Los mercados no reaccionaron a estos datos.

"El ritmo de la mejora en estos índices ha sido bastante considerable, por lo que apuntan a que la recesión termine antes de fines de este año", dijo Giada Giani, del Citi.

Sostuvo que el nivel del índice aún sugería una contracción menor de la actividad económica y proyectó una lectura negativa para el producto interno bruto (PIB) en el segundo trimestre, y posiblemente también en el tercero.

Los datos del miércoles se suman a la creciente evidencia de que la economía de la zona euro sale lentamente de la recesión, pero requerirán un acercamiento delicado de parte del Banco Central Europeo, que según las previsiones, dejará la tasa de interés sin cambios en el mínimo récord de 1,0 por ciento por algún tiempo.

La moderación de la caída del sector servicios, combinada con la mejora de los datos del sector manufacturero, llevó al índice compuesto de ambos a 47,0 desde 44,6 en junio, ubicándose así en su récord desde agosto pasado. La lectura preliminar de este indicador había dado 46,8.

Sin embargo, el componente del empleo del indicador de servicios del miércoles bajó a 44,3 en julio, contra 44,5 en junio, que fue revisado a una fuerte baja desde la medición preliminar de 44,9.