4 de noviembre de 2015

Tras 26 años la policía de EEUU podría resolver el secuestro de un niño

Tras 26 años la policía de EEUU podría resolver el secuestro de un niño
YOUYUBE

MADRID, 4 Nov. (Notimérica) -

Jacob Wetterling, un niño de 11 años, jugaba en la calle en San José, Minessota (EEUU), con sus amigos hace 26 años, cuando la noche del 22 de octubre de 1989, fue secuestrado por un hombre enmascarado y armado. Los niños se encontraban en un camino rural cuando el encapuchado se llevó a Jacob y amenazó a los otros niños que corrieran hacia el bosque.

Este caso nunca fue resuelto y el paradero del niño es aún desconocido, pero gracias a una pista crucial, la policía del Estado de Minessota lo ha retomado. Durante todos estos años los familiares del niño han estado reclamando la investigación por la desaparición de Watterling. Parece que los esfuerzos por reclamar justicia han dado sus frutos.

El pasado jueves la policía de Minessota dio una rueda de prensa, 26 años después de la desaparición del menor y sin haberse producido ningún arresto. El cuerpo de la Policía declaró que pueden haber encontrado a un posible culpable del crimen según recoge el canal de televisión CNN. Todos los indicios apuntan hacia Danniel Heinrich, un hombre de 52 años que ya fue relacionado e interrogado acerca de este caso pero descartado en 1989.

La CNN recogió las declaraciones del agente especial del FBI a cargo del caso, Richard T. Thornton que señaló que "dada la naturaleza de estos cargos, y como resultado de similitudes entre el secuestro de Jacob Wetterling, con una serie de agresiones sexuales no resueltos en el centro de Minnessota que se remontan a la década de 1980 y las supuestas acciones delictivas de Danny Heinrich, nosotros lo consideramos como una persona de interés en el secuestro Wetterling ".

Los agentes tanto federales, estatales y locales decidieron volver a examinar las pruebas de ADN con nueva tecnología, de la que no disponían en el 89, y descubrieron que el ADN de Heinrich coincidía con el que fue encontrado en la ropa de una víctima de secuestro y abuso sexual, Jared Scheierl, que se produjo nueve meses antes del secuestro de Wetterling. Gracias a estas pruebas los agentes obtuvieron una orden judicial para registrar la casa del sospechoso donde encontraron gran cantidad de pornografía infantil. Heinrich fue acusado de cuatro cargos de posesión de pornografía infantil.

Heinrich había sido durante mucho tiempo sospechoso del abuso sexual que sufrió Scheierl y de otra serie de ataques a otros chicos de Paynesville, Minessota, a muy pocos kilómetros de donde sucedió el secuestro de Jacob. Las investigaciones de ambos secuestros continúan.

Todo el sufrimiento y los esfuerzos por hacer justicia que han llevado a cabo los familiares de Jacob durante 26 años van a verse recompensados con la comparecencia de Heinrich en un tribunal, a la espera de una acusación formal. Los padres de Jacob se sienten muy agradecidos a los agentes por continuar investigando el caso, "la búsqueda de Jacob es una investigación en curso y vamos a ver y aprender con todos los demás. Ahora sabemos de lo que se está informando, sabemos lo que todos ustedes saben" expresó la familia Wetterling en un comunicado recogido por el Usa Today.