30 años del día que la democracia chilena echó a Augusto Pinochet

  • 30 años del día que la democracia chilena echó a Augusto Pinochet
< 5 de octubre de 2018 REUTERS / MAX MONTECINOS

   SANTIAGO DE CHILE, 5 Oct. (Notimérica) -

   Hace 30 años la población chilena decidió por la vía democrática, a través de un plebiscito realizado el 5 de octubre de 1988, terminar con la dictadura de Augusto Pinochet, la que hasta ese momento había permanecido regentando el país durante 15 años.

   En los meses previos a octubre de 1988, Chile vivía un clima tenso y efervescente. Mientras cientos de miles de manifestantes inundaban pacíficamente las calles pidiendo el cambio, quienes apoyaban a Pinochet estaban convencidos de que un triunfo de la oposición era impensable.

   Años antes, la persecución política, la violación sistemática de los Derechos Humanos y la crisis económica que golpeó al país en 1983, actuaron como detonantes del descontento popular y de las protestas masivas. El fallido atentado contra Pinochet en 1986 y la fuerte represión posterior, así como el fracaso de la mediación de la Iglesia Católica, hicieron que grupos opositores buscaran derrotar al régimen militar por otras vías.

   La campaña electoral del 'No' tuvo un nivel de convocatoria tan alto que desembocó en un triunfo histórico. En medio del régimen militar y aún con miedo sobre si se aceptarían los resultados, en el año 1988 un 55,99 por ciento de los chilenos optó por el 'No' a la permanencia de Pinochet en la cabeza del Estado, mientras un 44,01 por ciento votó por el 'Sí'.

reuters

   La Constitución de 1980, votada a través de un cuestionado referéndum, fue clave a la hora de la realización de dicho plebiscito de 1988. En su artículo 25 se establecía un periodo de ocho años como máximo en el cargo de presidente de la República, y este periodo llegaba a su fin para Pinochet cuando se llevó a cabo la consulta popular. Por lo tanto, bajo este escenario legal y ante las crecientes protestas, más de siete millones de personas fueron a ejercer su derecho cívico ese 5 de octubre.

   La opción del 'No' representaba el llamado a elecciones parlamentarias y presidenciales el siguiente año, lo que ocurrió finalmente. Los comicios presidenciales dieron como resultado la elección como mandatario de la República al político y abogado chileno Patricio Aylwin, primer presidente democráticamente elegido tras el golpe de Estado de 1973 que derrocó a Salvador Allende.

   La ratificación del triunfo del 'No' representada por el éxito de los comicios permitió que tanto los partidos oficialistas como los opositores llegaran a un acuerdo político que estableció, principalmente, la flexibilización del sistema de reformas constitucionales, la modificación del artículo número 8 de la Constitución --referente a la proscripción política--, el aumento del número de senadores elegidos democráticamente y un cambio en la composición del Consejo de Seguridad Nacional.

   Estas primeras reformas de la Constitución de 1980 fueron plebiscitadas el 30 de julio de 1989, recibiendo un 85,7 por ciento de apoyo y un 8,2 por ciento de rechazo.

   Por su parte, Augusto Pinochet, pese a la derrota electoral, se mantuvo a la cabeza de las Fuerzas Armadas del Estado bajo el cargo de comandante en jefe del Ejército. En 1998 dejó el puesto militar y pasó a ser, por unos meses, senador vitalicio del país.