21 de noviembre de 2015

73% de los hogares de Venezuela está bajo el umbral de la pobreza

CARACAS, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Un 73 por ciento de los hogares Venezuela y el 76 por ciento de los venezolanos están "en pobreza por ingresos", según los resultados de la Encuesta de Condiciones de Vida 2015, elaborada por investigadores de la Universidad Católica Andrés Bello, Universidad Central de Venezuela y Universidad Simón Bolívar.

   "Hemos batido todos los récord de pobreza por ingreso", ha afirmado Luis Pedro España, sociólogo y exdirector del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello, al presentar los resultados, tal y como publica el diario venezolano 'El Universal'.

   El estudio alerta de un "importante incremento" del 24,6 por ciento en la cantidad de familias pobres y de 23,4 por ciento en la cifra de ciudadanos respecto a los datos de 2014. El año pasado los hogares en pobreza llegaban a 48,4 por ciento y en el caso de las personas la cifra se situaban en el 52,6 por ciento.

   "En los dos últimos años el país ha experimentado la peor contracción de ingresos de toda su historia socioeconómica", ha agregado España, que explica que para elaborar el estudio han tenido en cuenta el índice de inflación más bajo proyectado por los especialistas, de 170 por ciento, para fijar el precio de la canasta alimentaria y así determinar la línea de la pobreza.

   "Este año la caída de la capacidad adquisitiva ha sido tan severa que por primera vez el porcentaje de hogares en pobreza extrema por ingresos, equivalente a 49,9 por ciento, supera a los hogares en pobreza no extrema", ha agregado España, que advierte de que las políticas de aumento de salario mínimo solo benefician a los trabajadores del sector formal, quedando "fuera del alcance de los más pobres".

   El estudio también recoge que el 86,4 por ciento de las viviendas del país tiene servicio eléctrico, aunque indica que sus residentes dicen padecer "apagones e interrupciones frecuentemente que afectan a su calidad de vida".

   Asimismo, alerta de que el 13,5 por ciento de los hogares --cerca de un millón de familias-- "están en zonas de alto riesgo, son vulnerables a seísmos, agrietamientos, desplazamientos o derrumbes".