10 de julio de 2006

Afganistán.- El embajador peruano, "contento" porque su compatriota muerto en Herat es tratado "como un soldado español"

El Gobierno español se encargará de la repatriación del cadáver y de pagar indemnización y una pensión mensual a la viuda

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El embajador peruano en España, Armando Lecaros, reconoció hoy sentirse "muy contento" con la actuación del Gobierno español en el caso de Jorge Arnaldo Hernández Seminario, el paracaidista de origen peruano que perdió la vida en el atentado perpetrado el pasado sábado contra un convoy español en Afganistán ya que, según le confirmaron las autoridades españolas, está siendo tratado "exactamente como un soldado español muerto en ejercicio".

En entrevista telefónica con Europa Press, Lecaros confirmó que, desde el primer momento, ha estado en contacto directo para que le informaran de lo ocurrido con el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Félix Sanz Roldán, y el director general de Asuntos Consulares del Ministerio de Asuntos Exteriores con "una corrección extraordinaria".

"Ayer, día festivo, el jefe del Estado Mayor de la Defensa habló directamente conmigo y me confirmó que la viuda del paracaidista tendrá una indemnización y una pensión mensual por la vinculación tan excelente (que existe) entre ambos países y la amistad entre ambos países, para que continúe la interrelación", explicó el embajador peruano, quien reconoció no haber "hablado de cantidades concretas" por ser "la buena voluntad lo más importante en estos momentos".

"Confiamos plenamente en las autoridades españolas, que me confirmaron personalmente que nuestro compatriota será tratado exactamente como un soldado español muerto en ejercicio" pese a que aún no contaba con la nacionalidad española, que estaba en trámites, según explicó.

Lecaros precisó que, al margen de que la Embajada peruana haya brindado "todo su apoyo" a la familia y transmitido su pésame a la viuda, es el Gobierno español el encargado --en colaboración con el Consulado General de Perú-- de llevar adelante los trámites de repatriación del cadáver, que esta noche llegará a la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), y de costear los gastos. Sin embargo, advirtió de que el proceso será complicado, ya que la familia del paracaidista muerto vive en un lugar de difícil acceso.

"UN CIUDADANO MODELICO"

El embajador lamentó el fallecimiento del joven compatriota, que deja viuda a "una mujer también muy joven, de 26 años", con la que vivía en España "desde no sé cuanto tiempo". Además, resaltó Lecaros, Hernández Seminario se ha convertido en "el primer soldado del contingente español muerto en Afganistán durante tanto tiempo".

El embajador Lecaros confirmó que el paracaidista fallecido en la provincia de Herat será despedido de Afganistán con honores militares y será recibido en Madrid del mismo modo, como le hicieron saber las autoridades españolas.

Destacó que el joven era un "ciudadano modélico" como todos los latinoamericanos y ciudadanos de Guinea Ecuatorial que entraron en el Ejército español dentro del cupo máximo del 2% reservado para los extranjeros de estas nacionalidades que opten por convertirse en miembros del Ejército militar profesional de Tropa y Marinería, según lo establece el decreto 1244/2002 del 29 de noviembre.

Entre los requisitos que deben cumplir los ciudadanos latinoamericanos o ecuato-guineanos que quieran acceder al Ejército español están acreditar ser residente temporal o permanente en España al menos durante 18 años; acreditar buena conducta; que no posee antecedentes ni en su país ni en España; no estar privado de derechos civiles ni inhabilitado para cargo público, entre otros.