31 de agosto de 2015

Aislados medio millar de soldados colombianos por meningitis

BOGOTÁ, 31 Ago. (Colprensa/Notimérica) -

Unos 500 soldados colombianos han sido aislados para evitar una posible propagación de la meningitis, una enfermedad que ya ha acabado con la vida de un militar y que ha puesto en peligro la de otro, según ha confirmado el director del Hospital Militar de Oriente (Hosmio), el coronel Julián Cadavid.

"Uno de los soldados, que se incorporó el primero de agosto, presentaba síntomas de meningitis bacteriana, cuestión que provocó el progresivo deterioro de su salud hasta que finalmente falleció", afirmó Cadavid.

El director de Hosmio aseguró que de inmediato se hizo cargo del caso el comité médico y se tomaron las medidas necesarias para evitar un contagio masivo, teniendo en cuenta además que en el interior de esa unidad militar puede haber más de 1.500 hombres y mujeres.

"Se generaron todas las alarmas y nosotros tomamos todas las medidas preventivas necesarias, puesto que vivimos en comunidad y somos una población bastante alta", agregó el oficial.

"Tenemos todas las compañías de instrucción que fueron incorporadas, unos 540 hombres, en un aislamiento preventivo (aunque no se trata de una cuarentena) donde se les está haciendo un seguimiento y un tratamiento para que no se produzcan nuevos casos".

El soldado que perdió la vida será trasladado a su ciudad natal durante las próximas horas, después de que se sigan todos los protocolos en relación al transporte del cadáver.

"Se presentaron dos casos: el primero, el del soldado José Antonio Narváez que, desafortunadamente, falleció, aunque todas las medidas pertinentes fueron tomadas", agregó el coronel Cadavid.

VISITAS SUSPENDIDAS.

A la entrada de la instalación militar se puede observar cómo los centinelas e incluso los civiles que entran y salen de las instalaciones, por orden general, usan mascarillas como medida preventiva y la salida y entrada de todo el personal se permite sólo en casos extremos y bajo la estricta vigilancia de los comandantes de guardia.

Por ese motivo, no se permitió que se adelantara la visita dominical a los militares, para evitar que empeore la situación. Una vez llegados al recinto, se les explicó a los familiares que no podrían acceder al mismo.

"Yo vine a visitarlo, a dejarle unas cosas que me encargó, pero me dijeron que no, porque los tenían aislados por la meningitis", aseguró la madre de un soldado, Luz Yanira Medina.