22 de septiembre de 2014

Alerta por derrame de tóxicos en río mexicano alcanza la costa de Arizona

Alerta por derrame de tóxicos en río mexicano alcanza la costa de Arizona
GRUPO MÉXICO

MÉXICO DF, 22 Sep. (Notimex/EP) -

   La Unidad Estatal de Protección Civil (UEPC) ha emitido una alerta preventiva binacional este lunes, que afecta a México y Estados Unidos, por la posible contaminación con desechos tóxicos de una represa de la mina mexicana Buenavista del Cobre, propiedad de Grupo México.

   El titular de la UEPC, Carlos Jesús Arias, ha explicado que el derrame se ha originado en una represa, ubicada al norte de la planta minera en el municipio mexicano de Cananea, que desemboca en el río San Pedro, que a su vez vierte sus aguas a Estados Unidos.

   Arias ha hecho un llamamiento a la población de Cananea para que evite acercarse a las aguas y ha recomendado retirar el ganado de los márgenes del río San Pedro, hasta obtener un análisis definitivo del agua.

   Además, se han activado los protocolos de seguridad establecidos entre México y Estados Unidos, ya que el río fluye en dirección a Arizona (Estados Unidos), cruzando la frontera hasta Sierra Vista. Por eso, se ha dado el aviso a las autoridades de la Comisión Internacional de Límites de Aguas (CILA, por sus siglas en inglés) para que se tomen las medidas necesarias.

   "Nosotros tenemos protocolos dentro del Programa Frontera 20-20 donde debemos informarnos a través de los canales correspondientes, en este caso, la Comisión Internacional de Límites y Agua en la sección Nogales", ha aclarado Arias.

CRUCE DE ACUSACIONES

   El represo ha vertido sustancias todavía desconocidas al río San Pedro desde este sábado, aunque la semana pasada ya se identificaron vertidos de la misma mina al río Sonora, que atraviesa siete municipios con 22.000 habitantes, dejando a 19 personas afectadas.

   Este sábado, el Gobierno estatal rompió relaciones con Grupo México, tras descubrir un nuevo derrame de químicos tóxicos "de manera criminal e intencional". Por su parte, el Grupo México ha negado las acusaciones de que los vertidos sean intencionados o de que hayan impedido la inspección de lugar, según informan medios locales.