21 de octubre de 2015

La amenaza de una gran sequía se cierne sobre México

MÉXICO DF, 21 Oct. (Notimérica) -

México ha comenzado a sufrir una sequía que, según los expertos, podría tener consecuencias dramáticas y convertirse en una réplica de la que está azotando California, en Estados Unidos, la peor que ha sufrido este estado en 500 años. De hecho, la producción agrícola y ganadera ya ha sufrido enormes pérdidas en Baja California, al norte, y en los sureños estados de Oaxaca, Yucatán, Guerrero y Chiapas.

A pesar de que en los últimos días, se ha alertado de fuertes lluvias en 11 estados mexicanos, estas precipitaciones solo calmarán la falta de agua de forma temporal, según ha destacado Roberto Sánchez, investigador del Departamento de Estudios Urbanos y Medio Ambiente del Colegio de la Frontera Norte (COLEF).

De hecho, en Baja California, un estado del noroeste de México, llevan sufriendo la falta de agua desde hace ya 30 meses y se prevé, incluso, que la situación empeore. Los investigadores advierten que el sector agrícola tendrá que soportar la falta de cosechas y el ganadero se enfrentará a la muerte de sus animales.

Aunque el abastecimiento humano está garantizado para los próximos 15 años, el investigador de COLEF Alejandro Díaz Bautista ha señalado que se deben analizar alternativas de abastecimiento y sensibilizar a la población sobre el uso eficiente del agua.

A pesar de que Baja California es el estado que más sufre la falta de precipitaciones, en Guerrero (suroeste), la sequía también arroja cifras alarmantes. Se estima que en 2015 se producirán 570.000 toneladas menos de maíz que en 2014, lo que afectará a 9.000 productores de este alimento.

De hecho, la Secretaría de Desarrollo Rural ya ha advertido que este estado está sufriendo la peor sequía en 70 años y 32 de sus municipios han sido catalogados como zona de desastre. Además, la falta de precipitaciones también ha provocado la muerte de entre 450 y 500 cabezas de ganado.

Si Guerrero sufre la peor sequía en 30 años, Yucatán soporta la peor de las últimas dos décadas. Allí se calcula que las pérdidas en la producción agrícola equivaldrán a 15.000 hectáreas de cultivo, lo que ha llevado al Gobierno del Estado a anunciar que repartirá 30 toneladas de maíz entre la población, así como semillas de frijol y calabaza.

La sequía, además de cifras alarmantes, también ha dejado una emblemática imagen, la de un templo de 400 años de antigüedad que hasta ahora se encontraba sumergida bajo las aguas de una presa y que la escasez de lluvias ha permitido que saliese a la luz. El suceso ha ocurrido en el sureño estado de Chiapas, donde la sequía afecta ya a 53 municipios.

Para leer más