22 de marzo de 2016

América Latina, una región rica en agua pero repartida de manera desigual

América Latina, una región rica en agua pero repartida de manera desigual
INTERNATIONAL CENTER FOR TROPICAL AGRICULTURE

MADRID, 22 Mar. (Notimérica) -

La región de América Latina y el Caribe tiene abundantes recursos hídricos, pero repartidos de manera desigual, según ha destacado la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con motivo del 'Día Mundial del Agua', celebrado este 22 de marzo.

Con el objetivo de valorar la importancia del agua y reflexionar acerca de los problemas relacionados con ella, así como tomar medidas para cambiar la situación, la ONU designó esta fecha en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) de 1992 en Río de Janeiro.

En esta ocasión, la temática elegida por la organización ha sido 'El agua y el empleo'. "El agua es un elemento esencial de la vida. Pero es más que esencial para calmar la sed o la protección de la salud; el agua es vital para la creación de puestos de trabajo y apoyar el desarrollo económico, social y humano", afirman desde el organismo.

De hecho, hoy en día, la mitad de los trabajadores del mundo --lo que equivale a 1.500 millones de personas-- trabajan en sectores relacionados con el agua. Por otra parte, casi todos los puestos de trabajo, con independencia del sector, dependen directamente de ésta.

Más concretamente, el 78 por ciento de los empleos en el mundo dependen del agua en mayor o menor medida, según un informe publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) que reclama una gestión sostenible.

"Sin embargo, a pesar del vínculo indisoluble entre el trabajo y el agua, millones de personas cuyas vidas dependen del líquido elemento a menudo no son reconocidos o protegidos por los derechos laborales básicos", denuncia la ONU.

Al respecto, en América Latina y el Caribe tiene una gran dependencia de la energía hidráulica, de la que procede el 60 por ciento de la electricidad, en comparación con un 16 por ciento de media mundial.

Asimismo, el informe destaca las "abundantes sequías" de la región, que pueden ocasionar "un incremento notable del desempleo, particularmente entre la población rural".

Por países, el riego es un componente significativo de la producción agrícola especialmente en Argentina, Brasil, Chile, México y Perú.

Asimismo, el organismo ha denunciado la gestión de los recursos de la mayoría de los Estados de la región. "Las instituciones de gestión del agua son débiles, su capacidad de implementación extremadamente limitada y las reglas y normas raramente se cumplen de manera efectiva", han asegurado.

Por ello, este martes la ONU ha puesto todos sus esfuerzos en informar acerca de la importancia del nexo entre el agua y el empleo para el desarrollo social y económico, así como para la sostenibilidad ambiental de los países, ricos y pobres.

Ya que, si bien el agua, el empleo y el desarrollo están unidos por un nexo indiscutible, este lazo va más allá; por lo que podría afirmarse, según declaran desde el organismo, que "sin agua, no hay empleo".