13 de abril de 2014

Once muertos y 10.000 damnificados por el incendio en Valparaíso

Dos focos obligan a evacuar las zonas altas y se declaran otros dos incendios forestales

Once muertos y 10.000 damnificados por el incendio en Valparaíso
REUTERS

   SANTIAGO, 13 Abr. (Notimérica/EP) -

   Al menos once personas han muerto en lo que la presidenta chilena, Michelle Bachelet, ha considerado "el peor incendio de la historia de Valparaíso", que también ha dejado 10.000 damnificados y 1.000 casas calcinadas.

   El fuego comenzó en la madrugada del sábado (hora local) a las afueras de Valparaíso, una de las ciudades más importantes de Chile, con 270.000 habitantes, pero las ráfagas de viento, que alcanzan hasta los 40 kilómetros por hora, han propagado el fuego a varios cerros. De momento, ya ha consumido 760 hectáreas.

   La Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio de Interior (ONEMI) ha indicado que, de acuerdo a la información proporcionada por la Corporación Nacional Forestal (CONAF), todavía hay dos focos de activos en los sectores 1 (Rocuant) y 2 (Torres De Rocuant).

   "Producto de lo anterior, se ha establecido evacuación preventiva en el sector de las Torres De Rocuant, ubicado en la parte alta de la comuna de Valparaíso, ante las actuales condiciones del siniestro en el lugar", ha anunciado en un comunicado.

   "Es tal vez el peor incendio en la historia de Valparaíso y todos sabemos muy bien el impacto que esto está teniendo en la vida de tantos", ha dicho Bachelet este domingo en el primer balance de la situación que ha ofrecido.

   La jefa de Estado ha admitido que "la situación es dramática", pero ha subrayado que "ya está llegando la ayuda" gracias a que "todos los efectivos han estado trabajando arduamente junto con los vecinos", según ha informado el diario chileno 'La Tercera'.

   "Aquí hay un grupo humano grande trabajando para las personas que han perdido a sus seres queridos y sus casas, que muchas veces no es lo más importante, sino los recuerdos familiares. La gente de Valparaíso tiene coraje y fuerza, pero no están solos", ha subrayado.

GRAN DESPLIEGUE

   En este contexto, La Moneda --sede del Gobierno y de la Presidencia-- ha declarado este domingo "el estado de excepción y de catástrofe" en Valparaíso para favorecer "la evacuación de la población afectada y el control del orden público".

   Debido a esta declaratoria, "personal militar de la Guarnición de la V Región ha desplegado de inmediato sus medios para colaborar en el control del siniestro en el sector alto de la ciudad", ha informado el Ejército en un comunicado.

   El cuerpo militar ha detallado que ha desplegado "20 hombres y cuatro camiones, una vez iniciada la emergencia, para luego sumar 5 patrullas con un total de 30 efectivos". "Igualmente, se desplegaron desde Santiago, otros 40 efectivos, en dos patrullas", ha apuntado.

   "De esta forma, casi 100 militares se encuentran operando en los diferentes sectores afectados y apoyando, en tareas de resguardo del orden público, evacuación de personas y control de incendio en la segunda línea de fuego", ha añadido.

   Por su parte la ONEMI, ha aportado "14 helicópteros y seis aviones que trabajan intensamente en los sectores de La Grilla 1 y 2, lugares que concentran la mayor intensidad del incendio", y que cuentan con el sistema 'Bambi Bucket', que permite recoger y evacuar agua.

   Como primeras medidas preventivas, el Gobierno ha anunciado una campaña de vacunación para evitar que se propaguen enfermedades y ha suspendido las clases para este lunes "en todos los establecimientos dependientes de la Corporación Municipal de Valparaíso (Cormuval), salvo en los casos de Placilla y Laguna Verde".

PRIMERAS AYUDAS

   Por su parte, el ministro de Interior y Seguridad Pública de Chile, Rodrigo Peñailillo, ha anunciado que el Gobierno dará un bono a los damnificados con el fin de que se utilice para comparar artículos de primera necesidad en las tiendas locales.

   Al margen de este bono a los damnificados, "se entregarán subsidios de arriendo para quienes se van a casa de familiares o viviendas de emergencia, las cuales ya están llegando", de acuerdo con el diario chileno 'El Mercurio'.

   "La presidenta quiere que las cosas se vayan resolviendo lo más rápido posible, pero lo más urgente ahora es atender a los afectados directos y controlar el incendio", ha dicho, recordando que todavía hay focos activos.

   Además, "se mantiene el envío permanente de las remesas de ayuda a Valparaíso, para la atención de las personas que están en albergues". "Ya se han despachado 12 toneladas en raciones de alimentos, agua, mascarillas, carpas, colchones, frazadas, kits de aseo, pañales, y equipos electrógenos", han indicado los cuerpos de emergencias.

OTROS INCENDIOS

   Por otro lado, la ONEMI ha informado de que se han declarado otros dos incendios forestales en la comuna de San Antonio, ubicada en la región de Valparaíso, y en la de Pichilemu, en O'Higgins, por los cuales se ha declarado la alerta roja.

   En San Antonio, "el incendio forestal se mantiene activo consumiendo una superficie aproximada de 100 hectáreas de pastizal, matorral y arbolado nativo, presentando rápida propagación".

   "Trabajan en el lugar una brigada y un avión 'dromader' de CONAF, un camión aljibe de la Municipalidad de San Antonio, Bomberos de San Antonio, Carabineros y Encargado Comunal y Provincial de Emergencias de la Municipalidad de Cartagena", ha especificado.

   En Pichilemu, las llamas "de momento consumen una superficie de 0,2 hectáreas de plantación de pino, presentándose condiciones meteorológicas propicias para su propagación".

   La ONEMI ha explicado que con la declaración de alerta roja "se movilizarán todos los recursos necesarios y disponibles para actuar y controlar la situación, dada la extensión y severidad del incendio".