23 de septiembre de 2015

Los Angeles, en estado de emergencia a causa del aumento de indigentes

   NUEVA YORK, 23 Sep. (Notimérica) -

   Las autoridades de Los Angeles, Estados Unidos, han reconocido que no están siendo capaces de frenar el aumento de falta de vivienda que está sufriendo la ciudad, así que han declarado el estado de emergencia.

   Además, han decidido destinar hasta 100 millones de dólares para intentar paliar el problema, aunque no han aportado datos acerca de donde van a sacar ese dinero, y de qué manera piensan utilizarlo, según ha informado 'Los Angeles Times'.

   El diario ha informado de que desde 2013 el número de personas que se han quedado sin hogar ha sufrido un aumento del 12 por ciento que, curiosamente, es el año en el que Eric Garcetti, actual alcalde de la ciudad, asumió el cargo.

   En el anuncio, que ha sido realizado por siete miembros del Concejo Municipal y por el propio alcalde, han adelantado que van a invertir en los próximos meses hasta 13 millones de dólares para ayudar a los indigentes de Los Ángeles.

A VIDA O MUERTE.

   Varios expertos legisladores han aplaudido esta medida ya que esa inyección de capital produciría que la ciudad aliviara las restricciones a las iglesias y otras instituciones sin ánimo de lucro que suelen ceder espacios a las personas sin hogar.

   Han asegurado que, además, convendría acelerar los procesos de concesión de permisos a constructores de viviendas de precios asequibles. Recalcaron que habría que estudiar la posiblidad de declarar la "crisis de la vivienda", que es una ley que permite el uso de instalaciones públicas ante emergencias de este tipo.

   "Es hora de ser realistas, porque esto es literalmente una cuestión de vida o muerte", dijo el concejal Mike Bonin a Los Angeles Times. El concejal añadió que esto es un "fracaso colectivo de todos los niveles de gobierno para hacer frente a lo que ha sido una crisis de personas sin hogar durante generaciones, y está explotando ahora".

   El alcalde Garcetti ya aseguró en un discursos a finales de julio que estaba trabajando en "un plan de batalla" de tres partes para luchar en una "guerra contra la falta de vivienda aquí, en Los Ángeles".

   No obstante, el pasado martes dijo que sus "pilares fundamentales" son el seguimiento de las personas sin hogar, nuevos centros para que los indigentes puedan guardar sus pertenencias y las medidas contra la pobreza (como aumentar el salario mínimo).

   El presidente del comité de vivienda, el concejal Gil Cedillo, propuso que parte del dinero debería ser destinado a instalar luces y a contratar guardias para la ciudad. "Tenemos que actuar como si fuera una emergencia", dijo Cedillo. "No podemos hacer negocios como de costumbre", añadió.