12 de noviembre de 2009

Argentina-. La Abuelas de la Plaza de Mayo identifican los restos mortales de la nieta número 99

BUENOS AIRES, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las Abuelas de la Plaza de Mayo anunciaron este jueves la identificación de los restos mortales de la nieta número 99, Mónica Graciela Santucho, desaparecida el 3 de diciembre de 1976 junto a sus padres Catalina Ginder y Heldy Rubén Santucho, durante la represión de la dictadura argentina.

El Equipo Argentino de Antropología forense (EAAF) confirmó la identidad de los restos, encontrados en una fosa común del cementerio de Avellaneda, donde fueron depositados entre enero y febrero de 1977.

"Mónica es una muestra más del accionar de los genocidas que además de secuestrar y robar bebés, asesinaron niños y adolescentes que por su edad no podían ser apropiados", dijo la familia, según informó la agencia argentina Télam.

Los testimonios de sus familiares y de compañeros con los que la víctima compartió arresto en varios centros de detención clandestinos, ayudaron a localizar el cuerpo y a reconstruir la historia de la joven de catorce años.

"El día que se llevaron a Catalina y Rubén, Mónica logró esconder a su hermana y a su hermano en un tacho recolector de basura que se encontraba cerca de su casa", informó la organización.

Sin embargo, tras el asesinato de sus padres, conocidos por sus compañeros de militancia como 'Tucho' y 'Alicia', la joven "no pudo escapar, fue secuestrada y mantenida cautiva durante tres meses en diferentes Centros Clandestinos de Detención (CCD) y luego asesinada", relataron las Abuelas de la Plaza de Mayo.