16 de febrero de 2007

Argentina.- Aficionados de dos equipos de fútbol argentinos de Tercera se enfrentan con palos y piedras

BUENOS AIRES, 16 Feb. (EP/AP) -

Aficionados de dos equipos argentinos de Tercera se enfrentaron anoche con palos y piedras en las afueras de un estadio, con un saldo aún no determinado de heridos e importantes destrozos materiales, aunque sin detenidos.

Los incidentes se produjeron en las cercanías del estadio del club El Porvenir, en el sur del Gran Buenos Aires, previo al encuentro que allí disputaron Talleres de Remedios Escalada y Los Andes, de la cuarta jornada del Clausura de la B Metropolitana.

Antes del comienzo del partido, un sector mínimo de la parcialidad de Talleres atacó con piedras a simpatizantes del equipo rival, lo que desató la gresca, explicó a radio Mitre el comisario Rubén Oscar Pérez, jefe de la división seguridad del Deporte de la provincia de Buenos Aires.

Las imágenes de televisión mostraban a medio centenar de hinchas arrojándose piedras y palos en las calles aledañas al estadio. Unos 170 policías los dispersaron con balas de goma y gases lacrimógenos.

Medios de prensa local informaron que 50 personas resultaron heridas durante la disputa, pero el comisario Pérez aseguró que hasta el momento "no hay registros de personas que hayan ingresado a hospitales, aunque seguramente algún lastimado hubo por la pedrada. "Esto es habitual. El que participa de una refriega de este tipo no va al hospital por temor a quedar detenido", aseguró.

Los vidrios de automóviles particulares y la fachada de comercios y viviendas resultaron dañados. Pese a la gravedad de los hechos, la policía detuvo a nadie.

El partido no fue suspendido y concluyó con un resultado favorable 4-0 para Talleres. Tras el encuentro, ambas aficiones se retiraron con custodia policial.

Debido a que la hinchada de Talleres registra varios antecedentes de violencia, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, León Arslanián, no aceptaría brindarle más seguridad a ese club, medida que lo obligaría a jugar a puertas cerradas.

Tras un 2006 marcado por severos hechos de violencia en las canchas, que incluso comprometieron la continuidad de los torneos de todas la categorías, las autoridades nacionales advirtieron que de repetirse los incidentes este año no brindarán más seguridad a los espectáculos.

Por su parte, el comité ejecutivo de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) dispuso un nuevo régimen de sanciones para los clubes cuyos hinchas provoquen desmanes.