17 de octubre de 2006

Argentina.- American Express publica su primer Informe de RSC destacando su "trabajo continuo" por la comunidad

Desde principios de año la iniciativa 'Elegí Ayudar' ha servido para editar el primer Manual del Voluntario American Express

BUENOS AIRES, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

En el marco del X Aniversario este mismo año de su presencia en Argentina, la compañía American Express ha presentado su primer Informe de Responsabilidad Social Empresarial, que quiere ser reflejo, según señala la propia empresa, de su "trabajo continuo con esta comunidad". Su objetivo: acercar una información clara y estandarizada de sus actividades en el ámbito económico, social y ambiental, a empleados, clientes, proveedores, sociedad y otros grupos de interés.

"La RSE está integrada en nuestra gestión cotidiana", recordó el presidente y CEO de American Express Argentina, José María Zas. "Se trata de una cultura que gobierna todos los ámbitos de la compañía y nuestro proceso de toma de decisiones", aseguró en este sentido durante la presentación del documento.

El Informe está estructurado en siete capítulos que incluyen la historia y el negocio de American Express en el país, sus prácticas en el ámbito del gobierno corporativo, los valores que guían su actividad, la relación con sus empleados, proveedores y clientes, los programas filantrópicos que ha desarrollado a lo largo de los últimos diez años, y su compromiso con el Medio Ambiente.

La presentación de este nuevo Informe se realizó en el marco de la celebración del décimo aniversario de trabajo de la compañía en apoyo a la comunidad argentina. Según Zas, desde 1996, American Express lleva invertidos casi 2 millones de dólares (1,5 millones de euros) en diferentes proyectos que se organizan bajo tres líneas de trabajo definidas como prioritarias a nivel global por la Fundación American Express.

La primera de estas líneas es la independencia económica. American Express "respalda iniciativas que promuevan la independencia económica de grupos minoritarios, brindándoles nuevas oportunidades de desarrollo como formación, tutorías y apoyo financiero".

En segundo lugar se encuentra el patrimonio cultural. Como una de las agencias de viajes más importantes del mundo, American Express "protege para las futuras generaciones parte del patrimonio arquitectónico, histórico y cultural de nuestro país".

La tercera y última línea de trabajo está relacionada con el servicio comunitario. Al mismo tiempo que se impulsa el desarrollo de las personas a largo plazo, la firma apoya la labor de diferentes organizaciones sociales para satisfacer las necesidades básicas de educación, alimentación y salud de los grupos menos favorecidos.

En este sentido, el programa de voluntariado de sus empleados, constituye, a jucios de Zas, "un componente fundamental en el trabajo que la compañía desarrolla en la comunidad". Los voluntarios corporativos participan activamente en diferentes proyectos impulsados por la empresa, como mentores de micro-emprendedores con capacidades diferentes, padrinos de alumnos becados, y en el desarrollo de proyectos específicos que aportan a la promoción turística de pueblos en riesgo de desaparición.

A principios de año, como parte de la celebración de este X Aniversario del programa filantrópico, se organizó bajo el nombre de 'Elegí Ayudar' una iniciativa que ha servido para editar el primer Manual del Voluntario American Express.