2 de junio de 2011

Argentina.- La Cámara de Diputados aprueba una ley que prohíbe fumar en los lugares públicos cerrados

BUENOS AIRES, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó este miércoles una ley que prohíbe fumar en los lugares públicos cerrados y establece la obligación de que los paquetes de cigarrillos incluyan advertencias sobre los riesgos del tabaco para la salud, entre otras medidas.

En virtud de esta ley, que en agosto del año pasado fue aprobada por el Senado con solo un voto en contra y que el miércoles recibió el apoyo de 182 diputados --más un voto en contra y una abstención--, solo se podrá fumar en las casas y en espacios al aire libre. En Argentina, el tabaco causa la muerte de unas 40.000 personas al año.

La nueva norma impide la publicidad, la promoción o el patrocinio de actividades de empresas tabacaleras y obliga a los fabricantes a incluir en los paquetes imágenes y mensajes sobre los efectos nocivos del tabaco --como el de "Fumar causa cáncer"-- y el número de teléfono gratuito al que pueden llamar los fumadores que quieren dejar de serlo.

Además, tampoco se podrán vender, exhibir, distribuir y promocionar productos elaborados con tabaco en escuelas públicas o privadas, hospitales, oficinas y edificios públicos, medios de transporte públicos, museos, clubes y salas de espectáculos como cines, teatros y estadios.

Estará igualmente prohibido utilizar expresiones como "light", "suaves" u "otras que creen la falsa impresión de que un producto con tabaco es menos nocivo que otro", suministrar tabaco a menores de 18 años y la venta por unidad. Asimismo, se limitará la cantidad de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono que pueden contener los cigarrillos.

MULTAS

Si no se cumple la ley en los lugares libres de humo o se hace publicidad que incite al consumo, se podrán imponer aplicar importantes multas que no recaerán sobre el fumador, sino sobre el dueño del lugar donde hubiese una persona fumando. El valor de la multa será el "equivalente al precio de venta al público de 250 a un millón de paquetes de cigarrillos de los de mayor precio comercializados en el país".

Durante el debate del texto legislativo, diputados de distintos bloques pronunciaron discursos parecidos y muchos recordaron cómo las empresas y productores tabacaleros estuvieron poniendo trabas desde 1966 a la aprobación de normas para regular el tabaco.

Paula Bertol, diputada de la alianza Propuesta Republicana y una de las promotoras de la iniciativa destacó que "es un día de fiesta para la salud pública" y que la nueva ley "salva vidas". "Es el resultado de un trabajo que llevó más de veinte años", añadió.

La coordinadora de la ONG Alianza Libre de Humo Argentina, Verónica Schoj, afirmó que "es un día histórico". A su juicio, "la norma ha sido altamente efectiva en otros países, y no estigmatizará al fumador, sino que lo ayudará a dejar" el hábito. En América Latina hay otros siete espacios libres de humos: Uruguay, Panamá, Guatemala, Colombia, Perú, Honduras y Venezuela.

También las principales compañías tabacaleras han respaldado la iniciativa porque consideran que el sector necesitaba un marco regulador.