21 de junio de 2006

Argentina.- Camioneros argentinos declaran un boicot contra los supermercados chinos tras la agresión a un compañero

BUENOS AIRES, 21 Jun. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El sindicato de camioneros de Argentina inició anoche un boicot contra los supermercados de origen chino a los cuales los transportistas se niegan entregar mercancías debido a que un conductor fue recibido a tiros por el propietario de uno de estos comercio, situación por la que el colectivo reclama que se pongan en marcha nuevas medidas para garantizar la seguridad.

El poderoso sindicato de conductores responde así al titular de la oficialista Confederación General del Trabajo (CGT), Hugo Moyano, cercano al Gobierno del presidente Néstor Kirchner y referente del resto de los gremios en Argentina.

"La medida tiene muy alto acatamiento y continuará hasta que haya respuestas concretas a los reclamos de seguridad del Sindicato de Camioneros ante las agresiones de los comerciantes. Desde la medianoche, no se bajan mercaderías a los supermercados chinos", dijo el portavoz del gremio, Héctor López, a la agencia oficial Télam.

López aseguró que los conductores de camiones en Argentina son "permanentemente agredidos por los comerciantes chinos" y que el boicot se decidió después de que la Cámara que agrupa a los supermercados chinos no respondiera a las demandas del sindicato.

El conflicto se originó cuando hace tres semanas el conductor Luis Luque fue atacado a tiros por el dueño de un supermercado chino, lo que le provocó una perforación en el pulmón que lo dejó ingresado en terapia intensiva, aunque ya se encuentra fuera de peligro.

En todo el país se estima que hay unos 6.000 supermercados cuyos propietarios son de origen chino, de los cuales unos 2.000 se encuentran en la ciudad de Buenos Aires. La mayoría comenzaron a instalarse en el país durante la década de los años 80.