26 de noviembre de 2007

Argentina.- El Centro Simon Wiesenthal lanzará mañana una operación para localizar a antiguos nazis en América Latina

BUENOS AIRES, 26 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El Centro Simon Wiesenthal lanzará mañana la denominada "Operación Ultima Chance" destinada a localizar el paradero de dirigentes nazis que buscaron refugio en América Latina tras la Segunda Guerra Mundial.

La iniciativa, que ya se desarrolló en el centro y el este de Europa, incluirá además de Argentina, a Chile, Uruguay y Brasil, donde "se estima que hay miles de nazis escondidos", según informó la Agencia Judía de Noticias.

El anuncio oficial de la puesta en marcha de la operación se realizará mañana en la sede de la mutua judía AMIA, situada en el centro de Buenos Aires, destruida por un atentado en 1994 y vuelta a construir.

El director del Centro, Efraim Zuroff, dijo que la "fase sudamericana" de búsqueda de ex dirigentes del III Reich "será probablemente el último gran esfuerzo para localizar y juzgar a los nazis escondidos alrededor del mundo, a 62 años de la caída de ese régimen".

"Creemos que hay entre docenas y cientos de criminales de guerra nazis en la región de los que no sabemos su existencia", explicó Zuroff e indicó que el plan incluye el pago de recompensas por la información que permita dar con el paradero de los nazis ocultos en la región.

"El problema no es encontrar a esta gente sino llevarlos a una corte. La voluntad política se está tornando más dificultosa que encontrar información y agarrar a los sospechosos", agregó Zuroff, que se quejó porque la mayoría de los países de la región, con gobiernos de centro-izquierda, "no intentó emprender investigaciones exhaustivas" para hallar a criminales de guerra. No obstante, destacó que "si nosotros encontramos a los nazis, ellos hoy los extraditarán".

Una de las recompensas más altas ofrecida es por Aribert Heim, médico del campo de concentración de Mauthausen y por quien fiscales austríacos y alemanes ofrecen hasta 310.000 euros para quien contribuya a su captura.

Tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, Argentina se convirtió en un refugio de jefes nazis. El último en ser localizado fue Erich Priebke, quien vivía en la ciudad de Bariloche y fue arrestado en 1994 y luego extraditado a Italia, donde fue condenado por la llamada matanza de las Fosas Ardeatinas, donde fueron ejecutados 335 personas, en marzo de 1994.