21 de abril de 2006

Argentina.- Condenan a empresa a indemnizar a 17 familias en La Plata por provocar "daños a la salud" por contaminación

BUENOS AIRES, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un Tribunal de La Plata, capital de la provincia argentina de Buenos Aiers, ha condenado a la empresa Copetro, procesadora de carbón de coque, --combustible sólido, ligero y poroso que resulta de calcinar ciertas clases de carbón mineral--, a pagar una indemnización de dos millones de pesos (530.000 euros) a 17 familias por "daños a la salud" provocados por su contaminación.

La compañía opera en la ciudad bonaerense de Ensenada y fue denunciada en 1992 por un total de 47 vecinos, pero hasta anoche no se decidió la sanción que la compañía debería pagar por contaminar el entorno y a sus habitantes.

Las familias afectadas serán indemnizadas por los "daños físicos y morales" sufridos por la actividad de la empresa, así como por el deterioro de sus viviendas que causó la misma. La sala III de la Cámara Civil y Comercial de La Plata entendió que la demanda era justa y, por lo tanto, la empresa fue condenada a pagar a los 47 demandantes.

Por su parte, fuentes de la empresa anunciaron que apelarán el fallo ante la Corte de Buenos Aires. Se la considera "responsable de la "emisión de partículas de carbón de coque a la atmósfera y de contaminar el Medio Ambiente". Sin embargo, la compañía asegura que cumple "con las leyes vigentes en materia de política ambiental, tanto a nivel provincial como nacional" y que, "como bien reconoce el mismo dictamen, no se ha encontrado cáncer en ninguno de los casos de la demanda".

"En consecuencia el fallo de la Cámara no está penalizando un daño real, --a su juicio--, sino un riesgo "hipotético" y, por lo tanto, "no comprobado", concluyó la empresa en un comunicado difundido a la prensa tras darse a conocer el fallo del Tribunal.

En 2004 la empresa fue cerrada de manera preventiva tras ser acusada de contaminar el Medio Ambiente y poner en riesgo la salud de sus trabajadores y la población vecina, según señalaba la Secretaría de Política Ambiental de la Provincia de Buenos Aires.

El comunicado que emitió entonces este organismo señalaba que el año anterior, en 2003 ya se advirtió a la compañía que debía "tomar medidas" para mitigar sus efectos sobre el Medio Ambiente.

Tras el 'caso omiso' de la compañía a las demandas de los organismos públicos se sucedieron varias inspecciones por parte de miembros de Política Medioambiental que desvelaron el "nulo cumplimiento" con las exigencias mediambientales, de ahí que se procediera en 2004 a su cierre preventivo y anoche a la imposición de esta multa millonaria.