29 de febrero de 2008

Argentina.- Las condiciones climatológicas dificultan las labores de extinción del incendio en la Patagonia Argentina

BUENOS AIRES, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

Continúan activos los cinco focos que han arrasado ya 1.600 hectáreas en la Patagonia Argentina, cerca del Parque Nacional Los Alerces, donde los fuertes vientos y las temperaturas de 30 grados están dificultando las labores de extinción del fuego de las brigadas de bomberos.

El intendente del Parque Nacional Los Alerces, Ricardo Pereyra, aseguró que están controlando los sectores en los que se puede trabajar, pero aún hay zonas a las que no se puede acceder. "Hoy, todavía no pudimos realizar una evaluación de la situación".

Pereyra aseguró que "el incendio comenzó en unas 50 hectáreas en el límite del parque con el ejido municipal de Esquel. Al día siguiente ya eran 600 las hectáreas afectadas y hoy son varios miles en pleno bosque patagónico".

Se prevé que en las próximas horas se realice un reconocimiento aéreo para determinar la extensión del fuego y coordinar los pasos a seguir con todos los sectores que trabajan en el combate del incendio.

Asimismo, la secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Romina Picolotti, viajó hasta Los Alerces, a unos 50 kilómetros de la ciudad de Esquel, donde recorrió la zona afectada por los incendios forestales, y expresó su deseo de "encontrar a los responsables de esta clase de incendios intencionales porque es inadmisible semejante daño provocado por un delincuente que pone en riesgo a toda una comunidad".

Picolotti dijo que se encontró "con un escenario desolador en cuanto al daño provocado", pero destacó el trabajo realizado por los brigadistas del Plan Nacional de Manejo del Fuego, donde unas 500 personas trabajan con helicópteros y aviones según indicó el diario argentino 'La Nación'.

Aunque no hay zonas urbanas amenazadas por el avance de las llamas, son varias las viviendas rurales en peligro.

Los incendios, por los que el gobierno provincial decretó el estado de emergencia, bordeaban el río Percy, lo que determinó la auto evacuación de algunos vecinos y pobladores de la zona.