21 de junio de 2006

Argentina.- El Defensor del Pueblo apoya el fallo del Supremo que obliga a limpiar el Riachuelo, en Buenos Aires

BUENOS AIRES, 21 Jun. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El Defensor del Pueblo de Argentina, Eduardo Mondino, dijo hoy que veía con "beneplácito" el fallo de la Corte Suprema de Justicia, que ayer ordenó a los gobiernos nacional, de la ciudad y de la provincia de Buenos Aires que dispongan la limpieza del Riachuelo.

El Riachuelo es el curso que separa a la ciudad de la provincia de Buenos Aires y se encuentra contaminado desde hace más de un siglo. Mientras sucesivos gobiernos anunciaron que se encargarían de su limpieza y descontaminación, la medida nunca se concretó.

"Veo con beneplácito la actuación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que, en realidad, no hace otra cosa que suplir el accionar de aquellos que deberían haber actuado con celeridad y responsabilidad hace tiempo atrás", dijo Mondino en declaraciones a los medios de comunicación.

Para el Defensor del Pueblo, "llama la atención la actitud de los distintos sectores gubernamentales responsables en el cuidado y prevención del Riachuelo", ya que afirmó que desde que en 2003 presentó el primer informe "durante los siguientes dos años, nadie hizo nada".

La última promesa oficial para limpiar el Riachuelo ocurrió durante la presidencia del peronista Carlos Menem (1989-1999), quien anunció que en 100 días el Riachuelo estaría limpio y se podría nadar en sus aguas. Pese a que se gastaron tres millones de dólares (casi 2,4 millones de euros), la limpieza nunca se llevó a cabo.

El Defensor del Pueblo realizó dos informes, el primero en 2003 y el segundo este año, poco antes de que el Gobierno iniciara la demanda internacional contra Uruguay por la contaminación del río del mismo nombre y fronterizo entre ambos países, en el que destacó que las autoridades no habían hecho nada para sanear la cuenca Río Matanza-Riachuelo.