15 de julio de 2011

Dos ex altos mandos militares de la dictadura, condenados a cadena perpetua por los crímenes de la dictadura

BUENOS AIRES, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un Tribunal Federal de Argentina ha condenado a cadena perpetua a dos ex altos mandos militares y a penas de entre 18 y 22 años de cárcel a cinco ex funcionarios penitenciarios por los crímenes cometidos durante la última dictadura militar (1976-1983).

Los ex jefes de El Vesubio, Héctor Gamen y Hugo Idelbrando, han sido condenados por 156 crímenes de lesa humanidad, entre ellos el fusilamiento en Monte Grande de 22 presos del centro clandestino El Vesubio, del que ambos eran jefes, entre 1976 y 1978.

En el mismo juicio han sido condenados cinco funcionarios de prisiones que participaron en estos crímenes. Así, Diego Salvador Chemes pasará 21 años en prisión;, Ramón Antonio Erlán, José Néstor Maidana y Ricardo Néstor Martínez 20 años y seis meses; y Roberto Carlos Zeolitti 18 años.

El octavo imputado en este proceso, Pedro Alberto Durán Sáenz, quien también estuvo al frente de este centro de detención, murió el mes pasado antes de ser condenado. En su contra pesaban acusaciones como torturas a embarazadas.

Las autoridades argentinas calculan que por El Vesubio pasaron unas 1.500 personas. La mayoría eran militantes de las organizaciones Montoneros y Vanguardia Comunista, entre ellos sus dirigentes Elías Semán y Roberto Cristina y 16 embarazadas; aunque también estuvieron allí el cineasta Raymundo Gleyzer y el escritor Haroldo Conti.

A lo largo del juicio, que ha durado casi un año y medio, han declarado medio centenar de supervivientes, algunos de los cuales han estado presentes en la sala durante la lectura del fallo, acompañados por las Madres de la Plaza de Mayo y miembros de Hijos, según informa la agencia de noticias Télam.

El Estado alemán ha participado en este proceso como parte querellante, ya que entre las víctimas estaba Elizabeth Kasseman, hija del famoso teólogo alemán, cuyo cuerpo fue entregado a la familia poco después de su ejecución por medio de la Embajada.