19 de mayo de 2008

Argentina.- Dos hermanos de 8 y 9 años de edad confiesan que mataron a una niña de dos años con la que jugaban

BUENOS AIRES, 19 May. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Dos hermanos, de 8 y 9 años de edad, quedaron a disposición de la Justicia de Menores por haber matado a una niña de dos años, aparentemente cuando estaban en medio de un juego, en la localidad de Adrogué, 25 kilómetros al sur de Buenos Aires, informó la Policía.

La bebé, llamada Milagros, fue encontrada el domingo por la tarde en un terreno, con signos de haber sido ahorcada, por un grupo de adolescentes que jugaban al fútbol. Los vecinos del lugar atacaron la vivienda del propietario del terreno, ante la sospecha de que se trataba del asesino.

Sin embargo, los dos hermanos les habían confesado a sus padres que la pequeña se había muerto mientras jugaban. En apariencia le habían colocado un alambre en el cuello, como si fuera un perro y así se habría ahorcado.

Los dos menores fueron puestos a disposición del Juzgado de Menores 2 de los tribunales de Lomas de Zamora, donde serán llevados en las próximas horas para contar cómo fue que se produjo el trágico desenlace.

La mamá de la menor fallecida dijo a la prensa que los dos hermanos mencionados fueron puestos a disposición de un fiscal de menores y aclaró que "quedó descartada la hipótesis del abuso sexual" cómo se había creído en un principio.

Tras el hallazgo del cuerpo de la bebé, los vecinos del barrio derribaron un pared y comenzaron a arrojar piedras contra la casa del dueño del terreno donde jugaban los chicos. No es la primera vez que vecinos enardecidos reaccionan de esa forma queriendo imponer justicia por mano propia.