16 de abril de 2014

Uno de los dueños de TBA declara contra el maquinista

Uno de los dueños de TBA declara contra el maquinista
REUTERS

BUENOS AIRES, 16 Abr. (Notimérica/EP) -

   Sergio Claudio Cirigliano, uno de los dueños de la empresa de Trenes de Buenos Aires(TBA), Argentina, ha declarado este martes contra el maquinista Marcos Córdoba en el juicio por la denominada 'tragedia de Once', en la que el tren que conducía se estrelló el 22 de febrero de 2012 en la estación bonaerense Once.

   Refiriéndose a Córdoba, Cirigliano comentó que estaba seguro de que "él no estaba ni drogado ni borracho y estaba en condiciones de manejar. Algo le pasó en los últimos 300 metros, algo que yo pedí que se investigara y se pusiera el foco de la atención", según publica el diario 'Clarín'.

   Esta declaración fue una de las más importantes en lo que va del proceso judicial, tras el testimonio del propio Córdoba. Sin embargo, la testificación no pudo verse en directo ya que el tribunal no autoriza la transmisión del juicio.

   Cirigliano insistió en que durante "las tres pericias se demostró que el tren pudo frenar", reforzando así su opinión sobre la supuesta mala conducta del maquinista, aunque aclaró: "Descarto intencionalidad, bajo ningún punto de vista puedo pensar que lo hizo a propósito, pero algo le pasó".

   Asimismo, indicó que "al desconectar el freno de hombre muerto demostró que estaba desorientado. Desconectarlo es como sacarle el pedal de freno a un auto y después decir que no puede frenar".

   Por otro lado, el empresario se refirió a las víctimas de la tragedia. "En estos dos años nunca me dirigí a las víctimas por respeto y porque es difícil encontrar las palabras que reflejen el sufrimiento. TBA puso todo para asistir a las víctimas. Que Dios nos ayude a encontrar la resignación y poder seguir adelante con nuestras vidas", subrayó.

   Cirigliano y su hermano Mario llevan la explotación de los ferrocarriles Sarmiento y Mitre desde 2005 y son propietarios del Grupo Plaza, entre otras empresas. En la causa por el suceso también se está investigando si el dinero que les entregaba el Gobierno para el mantenimiento de los trenes fue utilizado para otros fines.

   El primero en declarar en el juicio fue el maquinista Córdoba hace dos semanas. Después, lo hicieron varios ex funcionarios y directivos de la concesionaria, quienes rechazaron los cargos sobre ellos e indicaron que el único responsable de la catástrofe fue el conductor del tren, a quien acusan de no haber frenado.

Para leer más